El Ayuntamiento de Madrid iniciará la legislatura aprobando un nuevo Plan Económico Financiero | Telemadrid – Radio Televisión Madrid

El Ayuntamiento de Madrid iniciará la legislatura aprobando un nuevo Plan Económico Financiero

El ejercicio de 2010, cierra con un déficit de 754 millones de euros un 4% del PIB

Juan Bravo reconoce que lo que más le "preocupa" es el retraso en el pago a proveedores

madrid

| 06.06.2011 - 14:24 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Ayuntamiento de Madrid iniciará la próxima legislatura aprobando, en el primer Pleno, que se celebrará a finales de este mes, un nuevo Plan Económico Financiero (PEF) para los años 2011 al 2013, ha anunciado hoy el delegado de Hacienda, Juan Bravo, tras intervenir ante la Comisión municipal del Área. La Comisión ha aprobado, exclusivamente con los votos del PP, la Cuenta General del Ayuntamiento de Madrid correspondiente al ejercicio de 2010, que, al cerrarse con déficit -754 millones de euros-, aunque sea del 4% del PIB, inferior al 6% que marca el objetivo de estabilidad marcado por el Gobierno, obliga al consistorio a presentar al Ministerio de Hacienda un Plan Económico Financiero.

Bravo, que no ha querido adelantar nada del Plan Económico Financiero para éste y los siguiente dos ejercicios, ha anunciado que el Ayuntamiento quiere cumplir el plazo de tres meses que la ley le da para hacerlo a partir de la aprobación de una liquidación presupuestaria con déficit. Y ello, ha dicho, a pesar de que hay administraciones que han incumplido ese plazo, entre ellas el propio Estado.

Por ello, el Plan irá a la Comisión de Hacienda que el Ayuntamiento celebrará probablemente el 23 de junio y será sometido a la aprobación del Pleno que se celebrará a finales de mes, primero de esta legislatura.

En la Comisión, el delegado de Hacienda ha afirmado que el "principal problema" del Ayuntamiento y lo que más le "preocupa" es el retraso en el pago a proveedores. Mientras "hace menos de 20 meses el Ayuntamiento estaba al corriente de pago", según ha dicho, hoy en día, ha contado a los periodistas, el retraso es de nueve meses a partir de la fecha de vencimiento (50 días) para el pago a grandes empresas y de siete meses para las medianas, mientras que sí se paga al día a las pequeñas.

En conjunto, el Ayuntamiento de la capital debe en la actualidad a sus proveedores alrededor de 900 millones de euros, después de haber reducido esta cifra desde los 1.300 millones con que cerró 2010 gracias a la deuda a corto plazo que contrata y liquida durante el ejercicio en curso. Eso, por otra parte, ha hecho que la deuda total del Ayuntamiento haya crecido en torno a 500 millones de euros a 30 de marzo pasado respecto al cierre de 2010, que será el dato que publicará en breve el Banco de España, aunque el compromiso sigue siendo cerrar este año con un endeudamiento ligeramente superior a los 6.100 millones de euros.

Juan Bravo ha insistido en la Comisión en que "si el Ayuntamiento de Madrid hubiera podido financiar su déficit en 2010 y si no se le hubiese prohibido la refinanciación de la deuda no solo tendría remanente positivo sino que además estaría al corriente de pago".

Ha advertido además que quedan "por delante años difíciles" en los que todas las administraciones tendrán que realizar "un esfuerzo conjunto para lograr que la economía española vuelva a crecer y sobre todo vuelva a ser capaz de generar empleo".

Por su parte, el edil socialista Pablo García Rojo ha dicho en la Comisión que le sorprende que Bravo haya hecho un balance "positivo" e incluso "triunfalista" y "sin una línea de autocrítica" que, además, "no se compadece con las cifras" cuando hay un déficit de 754 millones de euros.

A su vez, el concejal de IU Daniel Morcillo ha lamentado una vez más que el Gobierno municipal "no asuma sus responsabilidades" y las cargue en otras administraciones y ha considerado "lo más grave y preocupante" que se haya pasado en esta legislatura de un superávit por habitante de 55 euros a un déficit por habitante de 110 euros, lo que en su opinión "condicionará las políticas de los próximos cuatro años".