El Ayuntamiento de Madrid incrementa el control de aforos en locales públicos de ocio

madrid

| 31.07.2013 - 13:44 h
REDACCIÓN

Seis meses después de la tragedia del Madrid Arena, el Ayuntamiento no quiere que se vuelva a repetir un drama semejante. Por eso se inspeccionan más a menudo los locales de la capital para evitar el sobreaforo.

Precisamente el pasado fin de semana tuvieron que ser desalajodos dos bares por asistencia masiva de personas: as del doble de lo permitido.

La Policía Municipal procedió el pasado sábado al desalojo de dos locales de copas en el distrito Centro, el Monnalisa Lounge Bar y el Demodé, por presentar sobreaforo tras sendas inspecciones realizadas, según han indicado fuentes municipales.

En un caso superaba en más de cuatro veces el aforo permitido y en el otro se duplicaba el número de asistentes autorizados en su licencia.

Uno de los locales, el Monnalisa, se encuentra situado en la calle Núñez de Arce número 4, que tenía capacidad según la licencia para 49 personas y se encontraban 214, lo que motivó su inmediato desalojo. También se desalojó otro local situado en la calle Ballesta número 7 por duplicar el aforo permitido.

En el primero, durante la inspección se pudo comprobar que el número de asistentes presentes en el local superaba "con creces" lo autorizado.

Así, los agentes observaron que la movilidad en el interior del establecimiento era "reducida", y que los clientes "estaban prácticamente pegados uno a otros", lo que incrementaba sustancialmente el peligro en caso de darse alguna situación de emergencias.

Durante la actuación policial, contadas una a una, pudo comprobarse que había 214, es decir, que había aforo superior a cuatro veces el permitido en el recinto.

Por ello, y ante el "grave riesgo" para la seguridad de las personas, se procedió al desalojo, lo que supone a su vez el expediente sancionador por haber "incurrido en una posible infracción grave o muy grave".

En el segundo de los locales desalojados casi duplicaba el aforo. En este caso, tenía autorización para 69 personas, y había un total de 135 en el local, también contadas una a una.

Las asociaciones de ocio nocturno piden que el aforo se establezca en función de la seguridad. "Que se establezcan criterios objetivos" pide Javier Olmedo, gerente de Noche en Vivo.

Creen que es un buen momento, previo a la modificación de la ley de espectáculos.

RECIENTE DESALOJO DE OTROS DOS LOCALES

Recientemente, la Policía Municipal también procedió al desalojo de otros dos locales, la sala Stella y la Tribeca. El delegado de Seguridad y Emergencias explicó que en el caso de la primera discoteca se desalojó por cuadriplicar el aforo y también se abrió un expediente para interponer medidas sancionadoras, que pueden rondar entre 30.000 a 300.000 euros.

Nuñez detalló que la Agencia de Gestión de Licencias, con el acta levantada por Policía municipal, abrió el expediente sancionador que implica la imposición de multas y el cierre de local entre un periodo de 6 meses a dos años por ser infracción muy grave.

Además, aseveró que el local tenía una cláusula en su licencia por la cual en caso de rebasar la capacidad de aforo, que es en ese caso incumplimiento grave, se puede solicitar la revocación de la licencia del establecimiento, "que es lo que va a hacer el Ayuntamiento".

Núñez detalló que con la apertura de expediente se procederá a un trámite de audiencia a los interesados para que aleguen al respecto lo que estime oportuno, si bien que las sanciones que se contemplan son "muy graves" porque "ha habido grave riesgo" para la seguridad de las personas que estaban en una instalación "donde caben 219 y había 840 personas".

En el caso del local de la discoteca Valverde (Tribeca), el delegado de Seguridad resaltó que se ha procedido al "precinto automático" por parte del coordinador general del servicio de Emergencias.

El delegado recalcó entonces que el Ayuntamiento cerró el año pasado con un total de 18.015 inspecciones de establecimientos regidos por la Ley de Espectáculos Públicos de la Comunidad, lo que supone el 99,86 por ciento, y en lo que va de año se han efectuado 30.053 revisiones, el 55,8 por ciento del total.

"La idea es rondar este año sobre el 99 y cien por ciento de los locales", explicó Núñez para recalcar que también hay campañas específicas de inspección en determinados momentos del año, como es el caso de fin de año, en el caso de determinados locales de grandes aforos.