El Ayuntamiento de Madrid descuenta 4,5 millones por 13 días de huelga de limpieza

madrid

| 21.01.2014 - 18:38 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Los descuentos aplicados a las empresas de limpieza viaria de Madrid por incumplimiento de contrato en el mes de noviembre, en el que se registró la huelga de 13 días, ascienden a 4,5 millones de euros, han informado a Efe fuentes del Ayuntamiento de Madrid.

De esta forma, la huelga de limpieza viaria ha multiplicado casi por cuatro los descuentos que se habían aplicado en meses anterior a las empresas por incumplimiento de los estándares de calidad.

Según han informado fuentes del Ayuntamiento de Madrid, los descuentos del mes de noviembre, tanto por los días en que no hubo huelga como por los 13 en que tuvieron lugar los paros, ascienden a 4.544.668 euros, 3,2 millones de euros más que en octubre.

Por contrato, el Ayuntamiento de Madrid debería haber pagado a las cuatro empresas adjudicatarias del servicio 18.608.626 euros, pero la evaluación que han hecho los inspectores del trabajo realizado ha reducido esa cantidad a 14.063.959 euros, un 24,42% menos.

En el mes de octubre, la reducción fue casi cuatro veces menor, en concreto de un 6,39 por ciento.

De noviembre, a Cespa le descontarán 691.532 euros, a Valoriza 1.464.154, a OHL-Ascan 766.804 y a FCC 1.622.178 euros.

Los contratos de limpieza urbana establecen varias docenas de indicadores específicos que sirven para evaluar si el servicio se ha efectuado con eficacia.

De estos descuentos se cobrará el Ayuntamiento de Madrid el coste que le supuso la huelga de limpieza viaria con la que los sindicatos respondieron al anuncio de sendos ERE en tres de las empresas concesionarias, que en principio iban a suponer el despido de unos 1.300 trabajadores aunque finalmente no hubo pérdida de puestos de trabajo tras una larga negociación.

Entre otras cosas, el consistorio tendrá que pagar unos 300.000 euros a la empresa pública Tragsa por prestar durante el último fin de semana de la huelga los servicios mínimos que se estaban incumpliendo en alto porcentaje.

También tuvo que afrontar un gasto estimado en 204.000 euros por las horas extraordinarias de los cientos de policías municipales que trabajaron durante la huelga en labores de escolta de los servicios mínimos.