El Ayuntamiento de Madrid ahorrará 115 millones en la factura de la luz

A lo largo de los ocho años de duración del contrato

El Consitorio invertirá 144 millones para la renovación de las instalaciones de energía

Reducirá un 36% el consumo energético anual

Además se evitará la emisión de más de 168.000 toneladas de dióxido de carbono (CO2) a la atmósfera

madrid

| 16.12.2014 - 13:29 h
REDACCIÓN

El Ayuntamiento de Madrid reducirá un 36 por ciento el consumo anual energético con la aplicación de su plan de renovación de instalaciones urbanas consumidoras de electricidad, que también se traducirá en un ahorro en la factura de la luz de 115 millones de euros a lo largo de los ocho años de duración del contrato.

Así lo ha detallado la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, para recalcar que el ahorro energético que se logrará a partir de estas medidas equivale al consumo de 226.000 hogares y evitará la emisión de más de 168.000 toneladas de dióxido de carbono (CO2) a la atmósfera, que son las emisiones que generarían al año casi 115.000 vehículos.

El coste anual del contrato para dicho plan es de 772 millones de euros para un periodo de ocho años, es decir, 96,5 millones por año, e implica la gestión de todas las instalaciones urbanas consumidoras de electricidad -semáforos, fuentes ornamentales, túneles y galerías de servicio entre otra- bajo la premisa de mejorar la eficiencia energética.

En dicho contrato se establece la inversión de 144 millones de euros en renovación de instalaciones y los objetivos de ahorro energético. En caso de no cumplirse, el coste será asumido por las empresas adjudicatarias y si se sobrepasa, el 40 por ciento de esa cantidad también repercutirá en el Consistorio, ha recalcado la primera edil de Madrid.

Del total de la inversión, 36 millones se dedican a la mejora de la eficiencia energética en alumbrado público y fuentes ornamentales, 51 millones a la renovación de instalaciones que han llegado al final de su vida útil o que han quedado obsoletas y otros 57 millones a inversiones periódicas y continuadas de conservación y mantenimiento.

Durante 2014 y 2015, Madrid va a renovar 225.000 puntos de luz, instalará 84.000 luminarias con tecnología LED y cambiará los equipos electrónicos de otras 124.000 unidades. Además, se instalarán nuevos sistemas de reducción del consumo en 194 de las 430 instalaciones hidráulicas ornamentales, tal y como ha descrito Botella.

"Esta será la mayor renovación tecnológica llevada a cabo nunca en la ciudad de Madrid. Un cambio necesario, incluso imprescindible, que nos permitirá `alcanzar unos objetivos muy claros: reducir el consumo energético mediante luminarias de alta eficacia; ahorrar en los costes de mantenimiento y conservación, ampliando la vida útil del material; y controlar la contaminación lumínica, mediante la regulación de las intensidades luminosas y su programación", ha relatado.

EVOLUCION PARA LOGRAR MAS EFICIENCIA

La alcaldesa de Madrid ha recordado que en 1878 se instaló en la Puerta del Sol la primera farola eléctrica de la ciudad, para celebrar el casamiento del rey Alfonso XII con María de las Mercedes, y que desde entonces Madrid ha evolucionado para mejorar un servicio que ha ido creciendo con los años.

Así, ha dicho que en 2010 la capital se convirtió en la primera ciudad en redactar un protocolo de pruebas para luminarias LED, documento que ha permitido impulsar este proyecto de ahorro energético.

A su vez, ha señalado que los semáforos e instalaciones de gestión del tráfico han tenido un recorrido similar y que Madrid es la única gran ciudad, junto con Zaragoza y Bilbao, que ha sustituido todos sus semáforos de incandescencia por tecnología LED. De hecho, desde 2004 a 2013 se han renovado 1.947 cruces con 45.211 semáforos.

Por su parte, uno de los representantes de las UTEs que gestionarán el contrato, Guillermo Brincones, ha recalcado que para este plan se ha realizado un estudio pormenorizado de las 9.000 calles de la capital y que el contrato es un ejemplo de colaboración público-privada de cara a mejorar el servicio.