El Ayuntamiento de Madrid advertirá sin sancionar de los nuevos radares

Reduce temporalmente a 70km/h la velocidad máxima entre San Pol de Mar y Puente de Franceses

La medida podría ser definitiva en ese tramo de la M-30 si se constata una reducción de ruido

madrid

| 21.04.2016 - 14:04 h
REDACCIÓN

El Ayuntamiento de Madrid ha diseñado un nuevo protocolo de actuación dentro de los objetivos estratégicos del área de Medio Ambiente y Movilidad, en el que se incluyen acciones preventivas que promoverán la información personalizada a los conductores de vehículos, con la idea de prevenir la imposición de sanciones. Se trata, según el Ayuntamiento, de establecer un sistema de multas "más preventivo y menos recaudatorio".

Así lo indicó, junto a la portavoz del consistorio, Rita Maestre, la delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, quien añadió que este nuevo sistema de prevención, mediación y gestión de multas de tráfico se estrenará en los próximos días con el radar localizado en la Avenida de Córdoba, en concreto entre la Glorieta de Cádiz y el enlace con la calle Tolosa Latur, con una longitud de 1.031 metros.

Este mecanismo no medirá la velocidad de paso en el momento, sino que tendrá en cuenta el tiempo de paso, estableciendo una velocidad media en ese trayecto. Con cámaras a la entrada y a la salida del tramo, se registrará la hora a la que se pasa por cada punto, calculándose así la velocidad media durante el recorrido.

El nuevo sistema de gestión de multas comenzará este sábado con una primera fase informativa en la que no se sancionará, sino que se procederá a avisar mediante carta a aquellos conductores que rebasen los 50 kilómetros por hora en este tramo. Este periodo de prueba finalizará el 31 de mayo.

Tras esta primera fase se procederá a la tramitación ordinaria de sanciones mediante este dispositivo, con multas que irán de los 100 a los 600 euros en función de la infracción. Además, el conductor también podría perder entre cero y seis puntos, o incluso ser sancionado con la suspensión de dos meses de carnet.

A 70 KMS/H COMO MÁXIMO ENTRE SAN POL DE MAR Y EL PUENTE DE LOS FRANCESES

Asimismo el Ayuntamiento reducirá temporalmemte el límite de velocidad máxima permitida en la M-30 entre San Pol de Mar y el Puente de los Franceses desde la madrugada del 3 de mayo fijando el tope en los 70km/h. La decisión, anunciada en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno, se adopta para medir durante dos semanas el ruido acústico de la zona ya que el objetivo de esta prueba piloto es reducir varios decibelios el impacto sobre las fachadas de las viviendas del entorno del paseo de Marqués de Monistrol.

La medida podría ser definitiva en ese tramo de la M-30 si se constata una reducción de los niveles de ruido, han informado este jueves en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno la delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, y el director general de Gestión y Vigilancia de la Circulación, Francisco López Carmona. De la limitación temporal en ese tramo se informa desde este jueves en los paneles informativos fijos y variables de tráfico.

La Dirección General de Sostenibilidad y Control Ambiental emitió un informe en febrero sobre el impacto acústico en esta zona. Las conclusiones fueron que combinando dos factores, la implantación del asfaltado fonoabsorbernte y reduciendo la velocidad de los vehículos a 70 km/h frente a los 90 km/h actuales, se conseguiría reducir de forma significativa los niveles de ruido en las fachadas de las viviendas más próximas.

Para ello se ha redactado un protocolo de actuación para determinar, con datos reales, la disminución efectiva en el nivel de ruido ambiental como consecuencia de la disminución de la velocidad de circulación máxima permitida. Esta medida viene facilitada porque la velocidad en el interior del túnel colindante es de 70 km/h.

Para poder obtener los datos de ruido necesarios a fin de realizar el estudio, el lunes día 18 de abril se comenzó a medir el ruido de la zona en las condiciones actuales de limitación de velocidad (90 km/h). Con la idea de tomar las medidas de ruido en condiciones normales, se limitará la velocidad en la calzada cercana a las casas (dirección norte) el martes 3 de mayo a las 2 horas de la madrugada. Se hará durante la noche para facilitar los trabajos de cambio de señalización vertical fija para no interferir en el tráfico.

Está previsto mantener esta limitación durante una semana. Pasado ese tiempo se pasará a limitar a 70 km/h los dos sentidos. De este modo, el martes 10 de mayo a las 2 horas quedaría limitada la velocidad a 70 km/h en ambas calzadas. Esta prueba piloto se mantendrá inicialmente hasta las 01.59 horas del martes 17 de mayo, a no ser que las condiciones meteorológicas aconsejen la variación de días o fechas, principalmente debido a lluvias que puedan alterar el registro acústico de la zona.