El Ayuntamiento de Alcalá instala webcam en el tejado para poder ver las cigüeñas

Permitirá seguir la evolución de la crías y de sus padres en directo, a través de Internet

madrid

| 19.05.2016 - Actualizado: 16:10 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Ayuntamiento de Alcalá de Henares, de la mano de la asociación SEO BirdLife, ha instalado webcam en el tejado del Consistorio para poder ver las cigüeñas desde cualquier parte del planeta.

Según ha informado el Gobierno local en un comunicado, esta iniciativa permitirá seguir la evolución de la crías y de sus padres en directo, a través de Internet, "brindando una magnífica oportunidad para conocer en detalle todos los ciclos vitales de estas aves".

Este martes se ha llevado a cabo una operación de anillamiento y toma de muestras de pollos de cigüeña blancanacidos este año en el nido ubicado en el tejado de la Casa Consistorial. Al acto han acudido el alcalde de Alcalá de Henares, Javier Rodríguez Palacios, el concejal de Medio Ambiente, Alberto Egido y la directora ejecutiva de SEO/BirdLife, Asunción Ruiz.

El concejal de Medio Ambiente, Alberto Egido, ha destacado que "las protagonistas son las cigüeñas que se han convertido en un emblema de la ciudad y de su riqueza en cuanto a avifauna" y además ha aprovechado para agradecer su esfuerzo a SEO BirdLife, ONG proteccionista decana de España.

Rodríguez Palacios, por su parte, ha insistido en que "en Alcalá es fácil ver especies que no se ven en otros lugares y es algo a poner en valor, hay unpatrimonio de avifauna muy importante" por lo que tienen "un largo camino a recorrer con esta organización para proteger el patrimonio natural y hacerlo visible a los 200.000 vecinos y vecinas de la ciudad y a todos los que nos visitan".

En Alcalá de Henares habita una importantísima colonia de cigüeña blanca, seña de identidad para la ciudad, compuesta por alrededor de 130 nidos ocupados en todo el casco urbano. Estos trabajos permiten conocer el estado de las crías y aportarán en el futuro interesante información sobre la evolución de esta especie protegida.

EL AVE MÁS EMBLEMÁTICA DE ALCALÁ

La cigüeña blanca es el ave más emblemática de la ciudad complutense. Alcalá de Henares ha visto aumentar paulatinamente su población desde el año 1988. En el año 2000, según los datos del trabajo de campo facilitados por Juan Prieto, del colectivo Ciconia, se contabilizaron 89 parejas reproductoras. Por lo tanto, es la mayor colonia de cigüeñas de la Comunidad de Madrid ubicada en un casco urbano, constituyendo cerca del diez por ciento de las existentes en nuestra Comunidad Autónoma.

Los primeros machos regresan antes de diciembre buscando los mejores nidos y, en las últimas décadas, se ha observado el fenómeno de que año tras año vuelven con más antelación. Al llegar las hembras, se produce la parada nupcial. La ciudad escucha entonces el peculiar castañear de sus picos, conocido como "crotoreo" o "machacar el ajo".

En los fríos días de febrero, vemos el trasiego de las aves llevando palos a los nidos, en los que todos los años se hacen pequeñas modificaciones. Marzo y abril son los meses de la puesta, que constará de entre uno y seis huevos. El intervalo entre cada puesta será de dos días, y los huevos pesarán aproximadamente unos ciento diez gramos. En el año 1996 se registró, en el antiguo convento de Dominicos de la Madre de Dios, el primer nido conocido con seis cigoñinos, saliendo todas las crías adelante con éxito.

La incubación dura treinta y tres días, y en ella se alternan ambos progenitores, aunque suele ser la hembra la que incuba por las noches. Ya en el mes de junio, los jóvenes realizan sus primeros vuelos, y en las calurosas tardes de verano nos es grato ver, al atardecer, más de trescientas cigüeñas buscando un lugar para dormir entre las iglesias de la ciudad.

Cerca de las fiestas de los Santos Niños, celebradas el 6 de agosto, empiezan a abandonar nuestra ciudad los mas jóvenes. Los padres comenzarán su duro y largo viaje hacia África en torno a nuestras grandes ferias y fiestas de finales de agosto, próximas al día de San Bartolomé (24 de agosto).