Carmena comunicará este martes a Hacienda cómo cumplirá con la regla de gasto

Unidos Podemos propone reformar la regla de gasto para eximir de ella a los ayuntamientos con cuentas saneadas

madrid

| 13.11.2017 - 11:51 h

AGENCIAS

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha asegurado hoy que mañana por la noche comunicará al Ministerio de Hacienda el plan del Ayuntamiento con las medidas para cumplir con la regla de gasto ya que, según ha explicado, el Gobierno municipal seguirá "las recomendaciones" del ministro Cristóbal Montoro.

Manuela Carmena se ha expresado en estos términos en una rueda de prensa en la que ha presentado la remodelación de la Gran Vía al ser preguntada por los periodistas sobre el acatamiento de la resolución de Hacienda. "El miércoles haremos una rueda de prensa para daros todos los detalles", ha precisado la alcaldesa.

El Ayuntamiento ha creado una "comisión transversal", en la que están, entre otros, el delegado de Economía y Hacienda del Ayuntamiento de Madrid, Carlos Sánchez Mato, para cumplir con los requerimientos del Ministerio de Hacienda.

No obstante, se están estudiando "diversas fórmulas jurídicas" para oponerse al control y al "conjunto" de las exigencias del departamento de Hacienda, no solo de la "tutela" de las cuentas. El Ministerio de Hacienda comunicó la pasada semana al equipo de Gobierno de Manuela Carmena que, desde ahora, tenía que presentar cada semana un certificado de sus cuentas para garantizar el acatamiento de la regla de gasto, incumplida en los ejercicios de 2015 y 2016.

Hacienda rechazó a finales de octubre el tercer PEF del Gobierno municipal madrileño al alegar, entre otros motivos, que en lugar de corregir el gasto público lo incrementaba hasta 238 millones de euros más de lo permitido en 2017 y hasta 243 millones en 2018.

UNIDOS PODEMOS PROPONE REFORMAR LA REGLA DE GASTO

Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea ha presentado este lunes en el Congreso una proposición de ley para que la regla de gasto, que limita las inversiones en las administraciones públicas, no se aplique en los ayuntamientos que tengan sus cuentas más saneadas. Para ello, las corporaciones locales deberán contar con superávit, tener un nivel de deuda menor al 110% y cumplir con sus pagos a proveedores con tiempo inferior a los 30 días.

Esta limitación se deriva de la reforma del artículo 135 de la Constitución y de la consecuente Ley de Estabilidad Presupuestaria, que fija una serie de criterios y herramientas para controlar las cuentas de las diferentes administraciones públicas, entre ellas la regla de gasto.

Con la iniciativa, Unidos Podemos trata de flexibilizar su aplicación para que los ayuntamientos puedan dedicar el superávit obtenido a inversiones públicas, pues creen que no tiene sentido fijar un tope de gasto en supuestos como los del Ayuntamiento de Madrid, donde a pesar de contar con 1.022 millones de euros de superávit en 2016 y haber reducido el nivel de deuda, el Ministerio de Hacienda y Función Pública cuestiona sus cuentas por haber superado su umbral de gasto en 234 millones de euros.

UNA INICIATIVA "MUNICIPALISTA"

"Es un mecanismo que utiliza (el ministro de Hacienda, Cristóbal) Montoro para asfixiar a los ayuntamientos, desmantelar los servicios públicos, más allá del cumplimiento de la estabilidad presupuestaria", ha aseverado el portavoz de Presupuestos de Unidos Podemos en el Congreso, Segundo González.

En este sentido que ha criticado que, mientras las corporaciones locales han cumplido "a rajatabla" con las exigencias en el reparto del déficit y la regla de gasto, "la Administración Central la incumple sistemáticamente". Además, ha señalado que su aplicación en España es "una anomalía en comparación a cómo se aplica en otros países de la Unión Europea".

Ione Belarra, portavoz adjunta del grupo confederal, ha señalado que el objetivo de la regla de gasto es "primordialmente político", por lo que ha celebrado la iniciativa presentada, con la que buscan "facilitar políticas" en los ayuntamientos "que permitan garantizar los derechos sociales".