El Ayuntamiento cierra 2013 con un superávit de más de 965 millones

Con 406 millones de remanente de caja se podrán llevar a cabo inversiones

Botella se reduce el sueldo y pospone la rebaja salarial de la oposición al año 2015

madrid

| 20.03.2014 - 12:05 h
REDACCIÓN

Enlaces Relacionados:

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Ayuntamiento de Madrid cierra el año 2013 en equilibrio presupuestario, por segundo año consecutivo, con un superávit de más de 965,8 millones de euros, en términos de contabilidad nacional, y con un remanente de tesorería positivo de 406,2 millones de euros, según ha informado este jueves la alcaldesa, Ana Botella, en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno.

Ese superávit supone una mejora de 87,1 millones con respecto al dato obtenido en 2012 y supone el 0,8 por ciento de su PIB. El remanente de tesorería de 2012 fue de +4,3 millones y en 2011 esta magnitud presentaba una cifra de signo negativo de 876 millones.

Con la liquidación del presupuesto de 2013 en la mano, la primera edil ha señalado que gracias a estos datos se ha podido reducir el periodo medio de pago a proveedores, que pasó de 194 días a comienzos de 2013 a 59,79 a finales de año.

Botella ha destacado igualmente que en 2013 se consiguió amortizar una deuda de 1.081 millones de euros. Por otro lado, el resultado presupuestario del Ayuntamiento de Madrid, es decir, la diferencia entre los derechos reconocidos netos de todos los capítulos de ingresos y las obligaciones reconocidas netas de los capítulos de gastos asciende a 769 millones de euros.

Descontando el efecto de los planes de pago a proveedores, a los que el Ayuntamiento de Madrid se ha adherido en 2012 y 2013 (1.017 y 334 millones de euros, respectivamente), el resultado presupuestario obtenido en 2013 mejora en 355 millones el obtenido el ejercicio anterior.

En cuanto al ahorro neto presupuestario, es decir, la diferencia entre los ingresos corrientes y las obligaciones reconocidas por gastos corrientes y amortizaciones de deuda, se llega a alcanzar los 226 millones.

La regidora ha apostillado que estas cifras se han conseguido "sin exigir ningún esfuerzo adicional a los madrileños más allá del que se aprobó en el Plan de Ajuste, ni se ha producido una merma en la cantidad y calidad de los servicios que se prestan al ciudadano".

"Sin equilibrio presupuestario no hay crecimiento posible", ha remarcado Ana Botella, que también ha avanzado que próximamente se presentarán las obras que se llevarán a cabo gracias al remanente de caja que, según establece la legislación, sólo se puede destinar al pago de la deuda y a inversiones sostenibles y que se puedan acometer en el plazo de un año. Todas ellas se unirán a los más de 300 millones que ya se están invirtiendo.

BOTELLA SE REDUCE EL SUELDO

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, se ha reducido el sueldo (que pasa de 101.987,64 euros a 100.000 euros) mientras que ha pospuesto la rebaja salarial prevista para concejales de gobierno y de la oposición al año 2015, como ha señalado este jueves en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno.

La reducción salarial de Botella se aprobará este mismo jueves en la comisión de Hacienda y después pasará al Pleno de la próxima semana. Aunque tenía la opción de retrasar su propia reducción de emolumentos al cumplir lo que establece la ley, la primera edil la llevará a cabo por ser "la cabeza de la organización municipal".

Y es que, como ha explicado, ha sido posible retrasar esta medida hasta el 30 de junio de 2015 ya que la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local permite hacerlo si se cumplen tres requisitos: estabilidad presupuestaria, objetivo de deuda y periodo medio de pago a proveedores. El Ayuntamiento de Madrid, en palabras de su alcaldesa, "sí ha cumplido con sus obligaciones financieras" y, por lo tanto, puede adoptar esta medida de excepción dentro de la ley.

El acuerdo para retrasar la reducción salarial a la oposición se ha adoptado con todos los grupos municipales, como ha destacado Botella. La norma no obliga a reducir los salarios de los ediles al no superar los 100.000 euros anuales.

La rebaja a la alcaldesa se hará siguiendo lo establecido en la Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2014. El importe establecido para esta retribución coincide con el máximo que fije cada año esta ley para los municipios de este tramo de población. Esto quiere decir que para este ejercicio será de 100.000 euros y cada año será el que establezca como tope.