El Ayuntamiento cerrará también al tráfico otros barrios como Malasaña y Chueca

Las medidas entrarán en vigort a partir del 1 de enero del año que viene

La Comunidad apuesta por transportes limpios para mejorar la calidad del aire

madrid

| 23.09.2014 - 13:49 h
REDACCIÓN

El Ayuntamiento estudia extender también las zonas de acceso restringido al tráfico sólo para residentes a Malasaña y Chueca, que se suman a los anunciados de Sol y Palacio. Será a partir del 1 de enero del año que viene.

En las 5 zonas restringidas viven 144.000 madrileños, para los residentes el acceso será libre y tendrán 10 pases al mes para vehículos ajenos, además podrán comunicar sus visitas en el 010 y por internet.

Para el resto, queda restringido a las vías principales aunque el acceso a los aparcamientos de la zona será libre. Las motos podrán pasar de lunes a domingo de 7'00 a 22'00 horas, mientras que los vehículos de reparto sólo podrán acceder los días laborables de 10 a 13.00 horas

Los taxistas están encantados mientras que los comerciantes reciben estas noticias muy enfadados. Las multas por pasar sin permiso suben a los 90 euros

Esa restricción afectará a los nuevos parquímetros, que en esos barrios quedarán en desuso, y eso a pesar de que se han puesto nuevos en pasado mes de junio. Cada parquímetro cuesta 6.000 euros. Por lo tanto, se perderán en total 600.000 euros.

LA COMUNIDAD APUESTA POR TRANSPORTES LIMPIOS PARA MEJORAR LA CALIDAD DEL AIRE

El consejero de Medio Ambiente, Borja Sarasola, ha realizado un recorrido en bicicleta con escolares de Las Rozas para ratificar el interés de la Comunidad de Madrid de potenciar el uso de transportes limpios como primera medida para mejorar la calidad del aire.

Acompañado por el alcalde de esta localidad, José Ignacio Fernández Rubio, y por un grupo de alumnos del colegio público Mario Vargas Llosa, Sarasola ha hecho un recorrido en bicicleta por una bicilínea hasta el centro municipal de educación vial.

El consejero ha explicado que la Comunidad pone a disposición de los ciudadanos una política medioambiental que apoya la movilidad "eficiente y sostenible" para lograr una mejora de la calidad atmosférica y disfrutar de un aire más limpio. "La bicicleta es una herramienta extraordinaria para movernos de un sitio a otro en un municipio" como Las Rozas, "adaptado" a este medio, ha destacado el titular de Medio Ambiente.

Ha recordado que la Estrategia de Calidad del Aire y Cambio Climático 2013-2020, el llamado Plan Azul+, presentado hace casi un año, contempla 58 medidas tendentes a reducir 30.000 toneladas de compuestos contaminantes a la atmósfera procedentes de todos los sectores potencialmente emisores, especialmente de los vehículos por ser la principal fuente contaminante.

Según los datos aportados hoy, el 45 por ciento de las emisiones de dióxido de carbono (CO2) y el 68 por ciento de las de óxido de nitrógeno (NOx) en la Comunidad de Madrid proceden del tráfico de vehículos.

Sarasola ha citado recientes estudios que demuestran que la mayoría de los desplazamientos urbanos en coche son menores de seis kilómetros, y ha defendido que la movilidad eléctrica, el uso de la bicicleta y el transporte público lograrían una importante reducción de las emisiones y, en consecuencia, una sustancial mejora de la calidad de vida de los ciudadanos.