El Ayuntamiento asume la gestión de Bicimad por 10,5 millones de euros

Los precios se mantendrán y se incorporarán mejoras para reducir el vandalismo

madrid

| 26.09.2016 - 11:09 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La gestión servicio público de alquiler de bicicletas eléctricas de Madrid (BICIMAD) pasa a manos de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) por 10,5 millones de euros, han informado este lunes la delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, y la portavoz del Gobierno municipal, Rita Maestre,

"Es un acuerdo entre la EMT y la actual concesionaria, Bonopark, para la cesión del contrato" a la empresa municipal, ha detallado Sabanés. De este modo, todos los activos no amortizados de Bonopark, desde las bicicletas hasta la tecnología, las construcciones o mobiliario, pasan a manos de la EMT. Los trabajadores serán asociados a la EMT.

El valor de la cesión del contrato se ha cifrado en 10 millones de euros a abonar por la EMT para "resolver los problemas de BiciMAD y mejorar el servicio", con la vista puesta en la ampliación, cuyas localizaciones serán fruto del acuerdo entre la EMT y las juntas municipales de distrito, una vez superada esta fase de mantenimiento y perfeccionamiento.

PASAR DEL 22% DE INCIDENCIAS AL 4

El gerente de la EMT, Alvaro Fernández Heredia, ha remarcado que el objetivo es reducir el 22 por ciento de las incidencias actuales hasta el 4 por ciento e incluso hasta el 2 y hacerlo "en un tiempo rápido e inmediato".

A su vez, Bonopark se mantiene como proveedor tecnológico para que se pueda prestar el servicio. Con el abono de los 10,5 millones, Bonopark renuncia a la solicitud de reequilibrio económico registrada en 2016, que queda sin efecto tras la firma del acuerdo de cesión. El gerente de Bonopark, Ramón Perurena, ha calificado el acuerdo de "muy positivo".

Tras la firma del acuerdo, el inventario de BiciMAD pasa en su totalidad a la EMT, además de una licencia de uso indefinido de las patentes propiedad de Bonopark. El contrato cedido cifra en 4.000 el límite de las bicicletas públicas para Madrid.

MISMAS TARIFAS

Mediante la cesión del contrato por mutuo acuerdo "se evita una parada en el servicio que habría perjudicado a más de 10.000 usuarios que lo utilizan diariamente", ha explicado el Ayuntamiento. Esta operación no supondrá cambios en las tarifas. Así, se mantendrá el abono anual entre los 15 y los 25 euros y en 0,25 euros la primera media hora de utilización.

"Se van a mantener los precios porque esto no se plantea como un negocio pero sí que se busca que al menos no produzca pérdidas", ha defendido la delegada de Medio Ambiente y Movilidad. Las pérdidas acumuladas las asume la adjudicataria.

El gerente de la EMT ha anunciado igualmente algunas medidas de carácter tecnológico que se pondrán en marcha con el nuevo tipo de gestión para poner coto al vandalismo. Ha citado la mejora en la conexión de datos para saber si la bicicleta está anclada o no, la progresiva incorporación de GPS (se instalan en una media diaria de 50 bicis) y la futura puesta en marcha de cámaras de vigilancia en los totems.

Preguntado sobre cuándo se podrá percibir en las calles de Madrid el cambio de gestión contractual, el gerente de la EMT ha explicado que tras la firma llegara la fase de transición y transferencia, que podría durar seis meses para poner el sistema a punto. Esto se acometará en invierno, cuando se registran menos usos. "Podemos ver resultados positivos antes de los seis meses", ha augurado.

DESPRIVATIZACION

El Ayuntamiento ha impulsado este cambio de modelo --definido por Rita Maestre en sus redes sociales como "una nueva desprivatización del Ayuntamiento de Madrid"-- por la "excelente acogida del servicio por madrileños y visitantes y por el papel estratégico de la bicicleta en la movilidad sostenible".

En estos meses de trabajo, los técnicos municipales y una auditoría externa han detectado deficiencias, denunciadas reiteradamente por los usuarios, como indisponibilidad de las bicicletas, mal funcionamiento de los anclajes, errores en la interconexión base-bicicleta o una mejora atención a los usuarios.

INICIO DE BICIMAD

Sabanés ha expuesto desde las instalaciones de la EMT que se viene buscando una solución a la situación de la adjudicataria actual desde octubre de 2015. Fue entonces cuando Bonopark solicitó el reequilibrio económico de la concesión por las pérdidas económicas derivadas de robos y vandalismo.

BiciMAD arrancó en junio de 2014 con el gobierno de Ana Botella. Fue adjudicado a Bonopark en noviembre de 2013 por doce años y un importe global de 25 millones de euros. La empresa añadió al contrato una mejora no incluida en los pliegos administrativos, las bicicletas eléctricas. Así se convirtió en el primer sistema de este tipo a nivel internacional.

En este momento, el servicio público de bicis cuenta con 2.028 unidades y 4.128 anclajes repartidos en 165 estaciones. Son más de 60.000 los abonados anuales, quienes realizan unos 10.000 usos diarios, lo que supone más de 300.000 al mes.

EL PSOE APOYA LA OPERACIÓN: EL PP LA CUESTIONA

Un anuncio al que ya han reaccinado los grupos de la oposición. Mientras el partido socialista apoya la municipalización de BiciMad, el partido popular duda de la capacidad de Ahora Madrid para gestionar el servicio.

Así, la portavoz del PSOE-M en el Ayuntamiento de Madrid, Purificación Causapié, ha comentado hoy que está a favor de la municipalización del servicio de préstamos de bicicletas Bicimad, pero ha advertido de que vigilarán para que no genere "ningún conflicto" en la Empresa Municipal de Transportes (EMT).

Un cambio que apoya la portavoz socialista, que ha comentado en la rueda de prensa posterior a la reunión con su grupo que la bicicleta es "un instrumento fundamental en la movilidad de Madrid".

"Había que resolver un problema de gestión con la empresa (Bonopark) y nos parece bien que Bicimad se incorpore a la gestión (municipal) y el Ayuntamiento adquiera un compromiso para mantener el servicio", ha añadido.

Por su parte, la portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid, Esperanza Aguirre, ha manifestado hoy su desconfianza en la gestión del Gobierno municipal de Manuela Carmena del servicio de préstamo de bicicletas de Madrid (Bicimad).

"El Ayuntamiento ahora de entrada ha dicho que va a poner diez millones de euros. Multiplicando por tres y pico el dinero del contribuyente es fácil que las cosas funcionen excepto si lo gestiona Ahora Madrid", ha dicho en la rueda de prensa posterior a la reunión con su grupo municipal.

"Me apuesto lo que quieran que con diez millones no van a tener suficiente para hacer que a través de su gestión funcione Bicimad", ha añadido.

Aguirre ha señalado que hasta ahora el Ayuntamiento pagaba a Bicimad tres millones de euros por un servicio en el que afirma que "ha habido muchísimos fallos y problemas".

"Entre otros, que la Policía municipal jamás ha intervenido en robos, destrozos, sustracciones y boicots a estaciones de recarga", ha comentado.