El Ayuntamiento agradece el acuerdo a empresas y empleados de la limpieza

madrid

| 08.11.2017 - 14:04 h
REDACCIÓN

Desconvocada la huelga de basuras. Vuelta a la normalidad hoy con más trabajo del habitual para limpiar lo acumulado. Dos días de paros y de negociaciones han sido suficientes. Se mantendrá la plantilla. La portavoz del Gobierno del Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre, ha transmitido hoy un "agradecimiento muy fuerte" a las empresas y trabajadores cuya negociación permitió ayer poner fin a la huelga de basuras, con un acuerdo para que el convenio mejore las condiciones laborales y garantice "un buen servicio".

Rita Maestre ha hecho esta valoración en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno de la ciudad, en referencia a la desconvocatoria ayer de la huelga indefinida que comenzó el lunes, tras aceptar la mayoría de los 1.600 trabajadores en una asamblea la oferta de las adjudicatarias del servicio.

Los trabajadores vuelven a las calles, con acuerdo sobre la mesa: una subida de salario del 2,6 de media, 69 contratos fijos y ascensos en todas las categorías.

Vuelta al trabajo,al mismo ritmo, pero con el doble de basura. El el trabajo se ha acumulado especialemnte en los distritos que ayer no tenían servicios mínimos.

"Estamos muy felices de que se puedan combinar unas buenas condiciones laborales y un buen servicio", ha dicho la portavoz del Gobierno.

Rita Maestre ha agradecido que esa negociación haya sido "lo más corta posible" y ha incidido en que, aunque "el Ayuntamiento no formaba parte directa de la mesa de negociación", del conflicto han estado "muy pendientes" tanto los técnicos como la delegada de Medio Ambiente, Inés Sabanés, y la alcaldesa, Manuela Carmena.

Los contratos del Ayuntamiento de Madrid para la recogida de basuras están repartidos en tres lotes, uno con la empresa Fomento de Construcciones y Contratas (FCC), otro con la Unión Temporal de Empresas (UTE) UTRM2, compuesta por OHL, Valoriza, Ascan y Acciona, y otro con la UTE entre Ferrovial y Urbaser.

El Ayuntamiento había establecido en un 50 % los servicios mínimos, de manera que la recogida se llevaba a cabo cada 48 horas.