El alcalde de Leganés asegura que ningún auto formal le imputa de prevaricación

madrid

| 09.01.2014 - Actualizado: 14:35 h
REDACCIÓN

Enlaces Relacionados:

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El alcalde de Leganés, Jesús Gómez (PP), ha asegurado este jueves que "no existe auto formal de imputación" sobre su persona por parte del juzgado de Instrucción número 5 de Leganés a raíz de la denuncia del PSOE y 'Unión por Leganés' (ULEG) por una presunta prevaricación por el pago a los directores generales del Ayuntamiento y por el levantamiento de cuatro reparos suspensivos interpuestos por la Intervención municipal. E

l regidor ha comparecido este jueves en rueda de prensa para asegurar que no se ha cumplido ninguno de los pasos del proceso judicial que se suelen dar cuando hay una imputación.

En este sentido, Gómez ha declarado que tampoco el juzgado le ha citado a declarar como imputado ni el Ministerio Fiscal ha calificado "si hay indicios de delito", al margen de que no se han producido testificales en las diligencias previas abiertas. "Normalmente, cuando se cita a un imputado previamente se traslada al Ministerio Fiscal para que califique si hay indicios", ha explicado Gómez ante los medios.

Además, el primer edil leganense ha informado de que el juzgado no ha pedido al Ayuntamiento el "expediente administrativo" para estudiar si, efectivamente, pudo cometerse algún ilícito penal.En estos documentos, según ha detallado, aparece la justificación de por qué el regidor levantó en cuatro ocasiones los reparos suspensivos de Intervención sobre el pago de las nóminas a la plantilla municipal.

"Formalmente, ignoro cuál es mi condición procesal", ha remarcado tras pedir al juzgado que aclare esta situación y tras advertir de que, debido a su condición de aforado como diputado por el Grupo Parlamentario Popular en la Asamblea de Madrid, el juzgado leganense no es competente para imputarle ni para seguir con una investigación en diligencias previas.

A pesar de que Gómez ha dudado de que se encuentre en la situación procesal de imputado, ha pedido a la magistrado titular del juzgado que le "aclare" estos extremos.

DENUNCIADO, NO IMPUTADO

En todo caso, Jesús Gómez ha admitido que, en una providencia del juzgado a raíz de que el responsable de la Oficina Jurídica del Ayuntamiento se personase en la causa, se le informó a éste de que se le consideraba "responsable legal de Jesús Gómez Ruiz en calidad de imputado".

No obstante, Gómez y su concejal de Urbanismo, Miguel Angel Recuenco, han advertido en rueda de prensa de que una providencia no tiene la consistencia de un auto (ya que es un trámite administrativo) y, en este sentido, el regidor ha considerado que el calificativo más idóneo hubiese sido el de "denunciado".

De hecho, el regidor leganense ha recordado que en ninguna parte de las diligencias previas se le considera imputado, a excepción del calificativo que le dan las partes denunciantes, esto es, el PSOE y ULEG.En cuanto al contenido de la denuncia, Jesús Gómez ha vuelto a defender que el Ejecutivo local ha actuado de "buena fe" en el pago a los cuatro directores generales del Ayuntamiento, a pesar de las reticencias puestas por Intervención.

De hecho, ha atribuido el asunto a "cambios de criterio" entre las dos últimas Interventoras, y ha recordado que durante veinte meses (todo 2012 y parte de 2013) se abonaron estas nóminas sin que nadie objetase impedimento alguno.

En esta línea, Gómez ha mostrado documentos que avalarían que la creación de estos puestos de Directores contaban "con crédito presupuestario en el momento de aprobarse las bases" y que "todos los directores tienen fiscalizado su cargo y son conforme a derecho".

Además, ha justificado el levantamiento de los reparos suspensivos para impedir que los Directores consolidasen su plaza al recurrir a los juzgados si les hubiera cesado, lo que habría implicado perjuicios económicos a las arcas municipales.

Entretanto, tanto el Grupo municipal Socialista como ULEG han considerado que el alcalde se encuentra "imputado" por el juzgado y, por ello, han señalado que la "única salida" es la "dimisión".

Según los independientes, la noticia ha caído como "un jarro de agua helada en las filas gubernamentales y en el PP de Leganés". "Nadie del gobierno salvo el 'búnker' que rodea al alcalde es conocedor de esta gravísima noticia, silenciada todas estas semanas", han señalado.

IU FUE A FISCALIA

Por su parte, el coordinador local de IU en Leganés y diputado regional, Rubén Bejarano, ha asegurado que la coalición puso los hechos en conocimiento de la Fiscalía el pasado noviembre "con el fin de sacar a la luz estas supuestas irregularidades, a raíz de los sucesivos reparos puestos por la intervención municipal al pago de las nóminas durante los últimos meses".

IU ha señalado que espera "un rápido esclarecimiento de los hechos, así como la asunción de responsabilidades políticas en caso de demostrarse la ilegalidad".