El alcalde de Alcorcón suspende el Pleno tras negarse un edil a abandonarlo

Todo comenzó cuando el alcalde quiso repetir una votación, porque varios concejales populares se habian equivocado a la hora de votar

madrid

| 23.02.2017 - 15:58 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.3%
No
36.7%

El alcalde de Alcorcón, David Pérez (PP), ha decidido suspender esta tarde el Pleno municipal ordinario después de que uno de los concejales del PSOE, Miguel Ángel González, se haya negado a abandonarlo tras haber sido expulsado por el regidor. González, que ha sido expulsado tras ser llamado al orden tres veces por el regidor, que presidía el Pleno, por protestar por la intención del Grupo Popular de repetir la votación de una moción, de cuyo resultado el PP no estaba conforme al entender que se había producido una equivocación en el sentido del voto de varios de sus concejales.

La polémica ha surgido hacia el final del Pleno, que comenzó a las diez de la mañana, a raíz de la votación de una moción planteada por el grupo municipal Ganar Alcorcón sobre la creación de una mancomunidad para la gestión municipal del Centro Integral de Protección Animal de Alcorcón (CIPA). La moción había sido aprobada con seis votos a favor de Ganar Alcorcón y la abstención del resto de los grupos municipales, incluido el PP, que, alegando un error en el sentido del voto de algunos de sus concejales, ha solicitado al resto de los grupos repetir la votación de la moción.

Ante la negativa del resto de los grupos a volver a votar la moción al entender que, pese a la equivocación del PP, la votación era válida, el alcalde ha consultado al secretario general del Pleno, Gabriel Antonio Dotor, si procedía hacer una nueva votación. El secretario, pese a admitir que había existido una equivocación de los concejales del PP al votar -de hecho tres de ellos dijeron haber votado en contra-, ha mostrado sus dudas de que una nueva votación se acogiera a la legalidad, al no existir ningún artículo que lo respaldara, y ha pedido consultar las grabaciones del Pleno.

Ha sido entonces cuando, entre la polémica suscitada por la repetición o no de la votación, el alcalde ha llamado al orden por tercera vez al concejal socialista Miguel Ángel González -por "intervenir cuando no tenía uso de la palabra"-, lo que ha motivado su expulsión del Pleno. Puesto que el concejal socialista se ha negado reiteradamente a abandonar el Pleno -y pese a que el secretario ha afirmado que se le ha expulsado de manera correcta-, el alcalde ha solicitado a los agentes municipales que procedieran a su expulsión de la sala, desacatando también las órdenes de los agentes.

Finalmente, ante la negativa de González a abandonar la sala, el regidor ha decidido suspender el Pleno, el cual será reanudado en próximas fechas, aunque aún no se ha concretado el día y la hora definitiva. La portavoz del PSOE de Alcorcón, Natalia de Andrés, ha tachado de "vergonzosa y pseudofascista" la actitud del alcalde al intentar repetir una votación cuyo resultado "no le ha gustado". "A partir de ahí, los concejales hemos protestado por este talante antidemocrático y ha decidido expulsar del Pleno a nuestro concejal", ha afirmado De Andrés, quien ha mostrado "su solidaridad con González".

El portavoz de Ganar Alcorcón, Jesús Santos, también ha apoyado a González al considerar que Pérez ha hecho un uso "partidista" de la policía "para amedrentar a los concejales de la oposición", demostrando, en su opinión, que, "además de machista y homófobo es también un alcalde con tintes dictatoriales".

"Si no hacen los deberes y no saben trabajar, si han votado mal, no es nuestra culpa, pero no se puede repetir una votación válida", ha dicho Santos, quien ha afirmado que Pérez ha mostrado "una lamentable actitud dictatorial, más propia de tiempos de la época de Franco".

Fuentes municipales han señalado a Efe que el concejal socialista "ha faltado el respeto con su actitud inaceptable y su desobediencia a la presidencia del Pleno y al negarse a acatar la orden de la autoridad cuando los policías le han requerido que saliera".