El acusado de matar a un vecino con un martillo, dice que le golpeó sin intención de matarle

La paliza se produjo después de que el procesado se negara a cesar los ruidos que estaba haciendo en su casa

madrid

| 05.12.2013 - Actualizado: 14:35 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Ivan M.R., acusado de casi acabar con la vida de un vecino a martillazos, ha admitido en el juicio que le golpeó una sola vez en la cabeza, pero ha insistido en que su intención no era matarle. La Audiencia Provincial de Madrid ha celebrado la vista oral por delito de homicidio en grado de tentativa y una falta de lesiones. La fiscal solicita para él procesado siete años de prisión y una multa de 480 euros.

Los hechos se produjeron sobre las 14.30 horas del 4 de noviembre de 2012 en una vivienda de la localidad de Collado Villalba. El incidente se produjo en el transcurso de una discusión después de que el agresor se negara a parar de hacer ruidos con motivo de una obra que estaba realizando.

En su declaración, ha relatado ante el tribunal que sus vecinos llamaron a la puerta de su casa y acto seguido entraron en la misma, insultándole con tono elevado. "Le di un golpe en la cara pero no quería matar a nadie", ha destacado y ha negado que les insultara al grito de "extranjeros de mierda".

Oculto tras un biombo para evitar la confrontación visual, la víctima ha señalado que no recuerda nada de la pelea, ya que ese día recobró la memoria en el hospital por los fuertes golpes que recibió con el martillo en la cabeza. El hombre, que sigue un tratamiento neurológico, ha destacado que a día de hoy no consigue conciliar el miedo por el temor que tiene de que le pase algo a su familia.

Por su parte, su mujer sí recordaba lo sucedido. Así, ha relatado que bajaron a casa de su vecino para pedirle que cesara de hacer ruidos debido a una obra que estaba realizando. "Nada más abrir la puerta agredió a mi marido con un martillo. Le dio fuertemente en la cabeza al grito de extranjeros de mierda. Decía todo el rato: Te voy a matar, te voy a matar", ha contado la mujer.

Además, ha señalado que un vecino salió alertado por los ruidos y medió para evitar que la cosa llegara a más. "Se puso muy agresivo. Nosotros fuimos a dialogar con él e incluso antes nos habíamos ofrecido a ayudarle a pagar la obra", ha indicado.