El acusado de matar a su exnovia en el paseo de Delicias la amenazó de muerte días antes

madrid

| 27.09.2011 - 15:59 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El acusado de matar a su expareja el año pasado en el Paseo de las Delicias le dijo días antes a la víctima que "si no era para él no sería para nadie", mientras le hacía un gesto "de que le iba a cortar el cuello", ha dicho este martes una amiga de la fallecida en el juicio que se celebra en la Audiencia Provincial. En la segunda sesión de la vista oral a Jorge Stalin P.M., de 38 años y nacionalidad ecuatoriana, la amiga de la víctima, que ha declarado que unos días antes de la muerte de Mayra Alejandra F.A., el procesado la amenazó después de estar siguiéndola durante seis o siete horas.

También ha declarado hoy la madre de la víctima, Flor Divina A.F., quien ha asegurado que la relación entre su hija y el acusado había terminado un mes antes de que ocurrieran los hechos.

Ha explicado además, que su hija, de 24 años y nacionalidad ecuatoriana, le contaba que Jorge Stalin "la agobiaba mucho y no la dejaba en paz".

Según Flor Divina, el acusado solía llamar a su casa a preguntar por ella "a la hora que fuera, incluso de madrugada", y le decía que no le gustaba que Mayra saliera con sus amigas porque ellas "eran malas".

Ha recordado que dos días antes de que ocurrieran los hechos, Jorge Stalin fue a su casa, la víctima salió a hablar con él, y cuando volvió a entrar se mostró "muy contenta" porque el acusado le había dicho que nunca más la iba a molestar y que podía ir a la casa de él, donde convivían, a por sus cosas, pero que podía ir sola porque él la ayudaría.

El día antes del homicidio, Jorge Stalin, que ya cumplió una orden de alejamiento por amenazas a su exmujer, llamó a Mayra y le dijo que podría ir a por sus cosas a la mañana siguiente porque él estaría trabajando y así no tendrían que verse, ha relatado la madre de la víctima.

Según el acusado, fue Mayra la que empezó a agredirle y Jorge Stalin, para intentar salvar su vida, le dio un golpe con el cuchillo "con tan mala suerte que resultó fallecida".

Sin embargo, en su declaración ante la Policía, el procesado dijo que sintió dolor porque Mayra estaba recogiendo sus últimas cosas, por lo que cogió un cuchillo y se lo clavó.

También ha declarado una prima del acusado, que convivía con él y con Mayra, y que ha recordado que la mañana que ocurrieron los hechos, Jorge Stalin la llamó y le dijo: "Ceci, he cometido un crimen, he matado a Mayra, lo siento, adiós".

La defensa del acusado alega que éste actuó en legítima defensa y que ese día había bebido alcohol y no era consciente plenamente de lo que hacía.

El juicio seguirá mañana y se prolongará hasta el 4 de octubre.