El abogado de los 'okupas' de Tetuán dice que recurriran la decisión de desalojo

El juez ordena el desalojo del edificio 'okupado' por jóvenes de ideología nazi

La Policía notifica a los 'okupas' del Centro Social Ramiro de Ledesma el desalojo urgente

madrid

| 17.09.2014 - 14:26 h
REDACCIÓN

Los okupas de extrema derecha del edificio de la calle Juan de Olías en Tetuán ya tienen la orden de desalojo del juez en su poder dictada por el juez. Sin embargo, el desalojo podría retrasarse algunos días, porque su abogado ha anunciado que van a recurrir esta decision y que agotarán los plazos hasta el sábado.

Los okupas aseguran, que hasta ese momento, seguirán con sus actividades, incluyendo el polémico reparto de alimentos destinado solamente a españoles.

El juez de Instrucción número 48 de Madrid ha ordenado el desalojo del edificio 'okupado' por un grupo de jóvenes de ideología nazi situado en la calle Juan Olías de Tetuán, dando respuesta así a la solicitud formulada a instancias de la Delegación del Gobierno en Madrid y la Jefatura Superior de Policía, ha informado el departamento que dirige Cristina Cifuentes.

La orden se produce una semana después de que la Policía Nacional le presentara el pasado 9 de septiembre un informe en el que fundamentaba la necesidad de que la preceptiva orden judicial se dictara con carácter de urgencia.

Agentes de la Policía Nacional han acudido esta mañana hasta el Hogar Social Ramiro de Ledesma, okupado por un grupo de jóvenes de ideología neonazi desde el pasado 15 de agosto, para notificarles la orden de desalojo urgente emitida por el Juzgado de Instrucción número 48 de Madrid.

No obstante, se ha filtrado que podrían tener ya un nuevo asentamiento en el barrio al que acudirían tras el desahucio.

Juan Carlos, miembro de Movimiento Social Republicano (MSR) y que hoy ha ejercido de portavoz de los inquilinos de este edificio, ha señalado que lo que hacen es "defender a la gente, lo que no es racismo ni xenofobia". De hecho, ha indicado que hoy han acudido a este inmueble unas 40 personas españolas necesitadas para recoger comida.

Los okupas de ideología ultraderechista han repartido hoy comida, en vez del día habitual, los jueves, tras recibir esta mañana la orden del desalojo del inmueble por parte de la policía.

Juan Carlos ha afirmado que la gente del barrio les apoya. "La izquierda intenta abanderar las protestas sociales. Nosotros también somos obreros parados y sufrimos las mismas penurias que el resto de españoles", ha agregado.

Además, ha justificado la okupación alegando que "el Estado ha dejado desahuciados a los españoles". "Denunciamos que haya españoles que no puedan acceder a las ayudas sociales porque se las niegan, y casos hay muchos. Si hubiera alternativas, no vendríamos aquí", ha explicado el portavoz del hogar social.

Por otro lado, ha dicho en defensa de la actuación de este grupo, que el edificio pertenece a Gao Ping y "su trama del blanqueo de dinero". "Nosotros ocupamos como la extrema izquierda lleva haciéndolo desde hace 30 años y no han tenido problemas". "Tenemos que estar en los barrios donde hay problemas, no en la Moraleja, donde no es necesario", ha esgrimido.

MOMENTOS DE TENSION

Los miembros de la casa Ramiro Ledesma han empezado a repartir comida desde las 17 hasta las 20 horas, y han acudido al lugar unas 40 personas que han recibido alimentos enlatados. Algunos de ellos han hablado con la prensa y han justificado la labor de este grupo. No han querido entrar en valoraciones políticas aunque están de acuerdo en que prioricen la ayuda a los ciudadanos españoles.

Algunos de estos vecinos, la mayoría en paro y con cargas familiares, han criticado que otras organizaciones no gubernamentales y otras administraciones no atiendan a sus demandas mientras que estos okupas "si lo hacen, no han hecho daño a nadie, y no dan problemas a los vecinos".

Los integrantes de la casa ultraderechista han colocado una mesa a la entrada del inmueble. Su actuación ha estado vigilada en todo momento por varios agentes de la Policía Nacional y Municipal que han tenido que actuar cuando alrededor de las 18.30 horas una veintena de jóvenes antifascistas han intentado llegar al edificio e impedir la entrega de alimentos.

La policía ha contenido a los antifascistas a la entrada de la calle Juan Olias en la confluencia con la calle Bravo Murillo. Los jóvenes han vociferado lemas como "Madrid será la tumba del fascismo" o "no pasarán".

Uno de ellos, Víctor de 19 años ha ejercido de portavoz y ha criticado que los miembros del hogar social "utilizan la solidaridad para lavar cabezas y captar gente". "En este centro está el MSR, que es la extrema derecha, el fascismo puro de libro", ha agregado mientras sus compañeros gritaban "hay que hecharlos" y "Tetuán, obrero y antifascista".

La protesta ha acabado sin incidentes aunque la Policía ha intensificado su presencia en la zona y ha identificado a algunos de los protagonistas.

Tras ellos, los okupas han quitado relevancia a lo ocurrido y han dicho que "pueden llegar a la convivencia en el barrio". De hecho, han negado algunos de los detalles del informe elaborado por la Policía sobre esta casa, como por ejemplo que tuvieran palos y cuchillos en su interior. "Son ellos los que provocan e insultan, muchos días han venido a insultarnos pero no hemos llegado a las manos, lo único que hemos hecho ha sido defendernos", ha destacado Juan Carlos.

Por último, una chica del hogar social ha salido a leer un comunicado en el que aseguran que los desprotegidos que acuden a su solidaridad "no pueden ser blanco de discusiones ideológicas". Además, ha rechazado la violencia contra lo que ha denominado "escenario de batalla" y ha apostado a que "el pueblo español vaya de la mano". "La solidaridad es la salida para nuestro pueblo", ha apuntado.

De la misma manera, ha denunciado a los que "amparan a los violentos, a los que vienen a blanquear dinero, a los que hacen el trabajo sucio, a los políticos traidores y a los banqueros usureros".