Educación quiere adelantar los exámenes de septiembre

La Comunidad de Madrid y los sindicatos estudian cambios en el calendario escolar

Los institutos empezarían sus clases a principios de septiembre, igual que los centros de Primaria

madrid

| 03.04.2017 - 13:34 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Comunidad de Madrid y los sindicatos estudian cambios en el calendario escolar. Plantean agrupar los días festivos y los días no lectivos para crear descansos de varios días, megapuentes, aproximandamente cada dos meses. Habría un año de adaptación antes de implantarlo definitivamente. El consejero de Educación de la Comunidad de Madrid, Rafael van Grieken, afirmó este lunes que el borrador de calendario escolar para el próximo curso que su departamento "va a poner encima de la mesa no tiene nada que ver con el de Cantabria", pues se limita a adelantar los exámenes extraordinarios de septiembre a finales de junio.

En declaraciones a los medios, van Grieken puntualizó que aunque el calendario cántabro, con una semana de vacaciones en noviembre y otra en febrero, es "totalmente respetable", no es "para nada" como el que la Consejería madrileña quiere implantar en la Comunidad. "Quizás en Cantabria sea viable, pero aquí las familias han expresado que ven dificultades de cara la conciliación, y nosotros queremos que este sea el concepto fundamental", precisó.

Según el consejero, "intentaremos llegar a una postura intermedia acordada con los sindicatos, donde la conciliación se conjugue con la ruptura de algunos trimestres muy largos en los que no hay ningún festivo".

"Esto último sí sería interesante desde el punto de vista académico", prosiguió, aunque "nuestro principal objetivo se limita a adelantar los exámenes extraordinarios de septiembre a finales de junio".

De este modo, los institutos empezarían sus clases a principios de septiembre, igual que los centros de Primaria, "lo que permitiría una planificación más sosegada", explicó van Grieken.

Todo ello ha de ser compatible con los 175 días lectivos que como mínimo establece la legislación nacional, y reiteró su intención de llegar a una posición consensuada entre sindicatos y familias de cara al curso que viene.