Dos torres de 36 pisos sustituirán al Vicente Calderón junto al Manzanares

madrid

| 22.11.2014 - Actualizado: 14:31 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Los votos en solitario del PP han sacado adelante en la comisión de Urbanismo el Plan Parcial de Reforma Interior que ordena el ámbito Mahou-Calderón, dando así luz verde a la construcción de una decena de torres --una de siete plantas, otra de quince, una tercera de 19, una de 20, dos de 21, dos de 22 y otras dos de 36 plantas-- con un número máximo de 2.000 viviendas.

La oposición en pleno ha rechazado este aumento de la edificabilidad. El 90 por ciento se destinará a uso residencial y el 10 restante a uso terciarios. El acuerdo de la comisión será aprobado definitivamente en el Pleno del próximo miércoles.

Durante la participación pública se ha recibido una decena de escritos de alegaciones diferentes, como los del PSOE e IU, de las que cinco se han estimado de forma parcial, una en su integridad y se han desestimado cuatro de ellas. La alegación íntegramente estimada responde a la necesidad de incluir en la fase 1 de las obras de urbanización la construcción de la subestación eléctrica, prevista inicialmente para la fase 3.

Desde el área de Urbanismo han concretado algunas alegaciones que hacen referencia a la altura de las edificaciones proyectadas, que califican de excesiva, además de a su falta de calidad arquitectónica.

El departamento que capitanea Paz González ha contestado que el Plan Parcial contiene entre sus determinaciones la necesidad de garantizar la calidad urbanística y arquitectónica de la ordenación, urbanización y edificación mediante la elección de profesionales de reconocido prestigio. A eso suman que estas edificaciones de mayor altura son las más adecuadas a las características del ámbito.

SOTERRAMIENTO DE LA M-30

El documento urbanístico ordena un ámbito de 204.218 metros cuadrados de Arganzuela, entre los paseos de Pontones, Imperial y Virgen del Puerto, la calle Alejandro Dumas y el río Manzanares. La actuación planteada pasa por el soterramiento de la M-30 a su paso por el estadio Vicente Calderón y la creación, en esa superficie recuperada, de una nueva zona verde, con protagonismo de peatones y ciclistas, que conectará el río con el centro histórico.

La actuación permitirá dotar de continuidad espacial y visual a los espacios públicos ajardinados desde la margen izquierda del río hacia el centro histórico de la ciudad. Se considera "la pieza que falta" para completar el proyecto Madrid Río en esta zona y proporcionar nuevas dotaciones, viarios y viviendas.

El documento establece las condiciones de desarrollo de este ámbito, de acuerdo con la modificación del Plan General aprobada en 2009, que supuso la reconversión de los usos deportivo e industrial del ámbito, en uso residencial, terciario, dotacional y de zona verde. El suelo privado corresponde a la antigua fábrica de cervezas Mahou (61.251 metros cuadrados) y al Atlético de Madrid (31.046 metros cuadrados).

El resto del suelo, hasta 111.921 metros cuadrados, es de titularidad pública y tiene carácter dotacional, con 48.054 metros, de modo que la edificación, con 175.365 metros cuadrados, sólo ocupará el 23 por ciento del suelo.

La nueva ordenación prevé la creación de cuatro manzanas donde se concentrará la edificabilidad del ámbito y en donde coexistirán los usos residenciales y terciarios, así como las nuevas dotaciones educativas.También se establece la reestructuración del viario para mejorar la movilidad y accesibilidad de la zona.

DOS NUEVOS BULEVARES

La permeabilidad entre el centro histórico de la ciudad y el nuevo entorno Madrid-Río, se realizará a través de dos nuevos bulevares ajardinados que bajarán desde la Puerta de Toledo: el actual Paseo de los Pontones, que ampliará una de sus aceras, y un paseo de nueva

creación que bajará hacia la Glorieta de Pirámides separando las edificaciones previstas de las ya existentes. En ambos paseos se crearán nuevas zonas estanciales.

La implantación de los nuevos usos prevé una dotación de aparcamiento en parcela privada de 4.263 plazas de aparcamiento. Además, la propuesta de ordenación contempla añadir una nueva parcela para equipamiento educativo de 10.830 metros cuadrados en continuidad con el colegio Tomás Bretón. El Ayuntamiento de Madrid recibirá, en concepto del 10 por ciento del aprovechamiento lucrativo total del ámbito, 17.536,5 metros cuadrados.