Dos rascacielos se levantarán en el solar del Calderón tras su derribo

Dos torres de 36 plantas se erigirán sobre los terrenos del actual estadio Vicente Calderón

Se enterrará el tramo de M-30 que falta por soterrar

15,6 hectareas de las 21 disponibles se ocuparan con espacios libres, verdes y dotacionales

El proyecto verá la luz en 2023

El Atlético de Madrid se trasladará al estadio de La Peineta en 2016

madrid

| 02.07.2014 - 14:26 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Ayuntamiento de la capital aprobará mañana el plan urbanístico parcial para el área del estadio Vicente Calderon. Su aspecto actual va a cambiar radicalmente. Dos grandes torres de 36 pisos, ocho bloques y un parque ocuparán el terreno en el que actualmente se asienta el estadio colchonero, que a partir de 2016, pasará a jugar sus encuentros en el estadio de La Peineta. En menos de 10 años esta será la imagen de la zona en la que ahora está el estadio vicente Calderón...

Dos rascacielos algo más altos que la Torre de Madrid ocuparán dentro de unos años parte del terreno en el que ahora se levanta el estadio Vicente Calderón, que será derribado cuando concluyan las obras del nuevo feudo del Atlético de Madrid, previstas para la temporada 2016-2017.

Las dos torres tendrán 36 plantas y habrá zonas verdes y, donde estaba la antigua fabrica de Mahou, nuevos bloques de viviendas.

Su construcción está contemplada en el Plan Parcial de Reforma Interior del ámbito Mahou-Calderón que tiene previsto aprobar mañana la Junta de Gobierno, con carácter inicial para abrirlo ahora a un periodo de información y participación pública, según han indicado hoy a Efe fuentes municipales.

El documento, que establece las condiciones de desarrollo de este ámbito y posibilita la reconversión de los usos actuales -deportivo e industrial- en residencial, terciario, dotacional y de zona verde, hace posible el cumplimiento del acuerdo suscrito hace siete años entre el Ayuntamiento, la cervecera Mahou, el Atlético y la división inmobiliaria del Club, aunque con algunas variaciones.

A diferencia de lo firmado entonces, y tras una sucesión de problemas urbanísticos y judiciales en medio además de la crisis inmobiliaria, se construirán dos rascacielos en la parcela del Calderón, que iba a ser íntegramente un parque, y un menor número de edificios en los terrenos de Mahou, en torno a una zona verde.

SOTERRAMIENTO DE LA M-30

Sí se mantiene, en cambio, que la operación supondrá el soterramiento del único tramo de la M-30 que todavía discurre en superficie en esa zona junto al Manzanares, una vez demolido el estadio, y también la edificabilidad total: 175.365 metros cuadrados, que equivale a un coeficiente de edificabilidad de 0,85 por cada metro de suelo.

El ámbito tiene 204.218 metros cuadrados en el corazón del distrito de Arganzuela, delimitado por los paseos de Pontones, Imperial y Virgen del Puerto, la calle Alejandro Dumas y el cauce del río.

Casi el 55 % del suelo, 111.921 metros cuadrados, es de titularidad pública y tiene carácter dotacional; el 30 %, 61.251 metros cuadrados, son de Mahou y el 15 % restante, 31.046 metros cuadrados, del Atlético de Madrid.

Una vez desarrollado, menos de la cuarta parte del suelo, en concreto 48.054 metros cuadrados, el 23,5 %, serán para desarrollar la edificabilidad asignada, y el resto, 156.164 metros, deberá quedar libre para dotaciones publicas, incluidas zonas verdes.

ZONAS VERDES Y EQUIPAMIENTOS DEPORTIVOS

A pesar de los rascacielos, incluso en el suelo ocupado por el estadio Vicente Calderón y su entorno será preponderante la zona verde pública y el paseo de ribera compatible con usos deportivos y equipamientos.

El Ayuntamiento ha destacado que habrá continuidad espacial y visual de los espacios públicos ajardinados desde la margen izquierda del río hacia el centro histórico de la ciudad, con protagonismo para peatones y ciclistas.

Como ha informado hoy el diario El País, la nueva ordenación establece cuatro manzanas donde coexistirán los usos residenciales y terciarios y las nuevas dotaciones educativas.

Además de los rascacielos en la zona del Calderón, habrá en los terrenos de Mahou un conjunto de edificios de distintas alturas y comercios a nivel de calle o en edificio exclusivo, con bloques de cuatro a cinco plantas y torres residenciales de entre 12 y 24 plantas en las esquinas, en torno a una gran zona verde privada.

El Plan Parcial establece la creación de 36.333 metros cuadrados de nuevas zonas verdes en el entorno de Madrid Río, que según el Ayuntamiento pretende recuperar la esencia de la antigua Pradera de San Isidro liberando completamente de edificaciones una franja de terreno superior a 100 metros.

Se ha previsto la implantación de 17.536 metros cuadrados edificables destinados a usos terciarios (10 % del total de la edificabilidad lucrativa del ámbito), distribuidos entre todas las parcelas, y la limitación del uso de Servicios Terciarios en su clase comercial, a la categoría de pequeño y mediano comercio.

El documento establece la mejora de la relación del Instituto Gran Capitán y el Colegio Público Tomás Bretón, al que se añadirá una parcela para equipamiento educativo de 9.010 metros cuadrados, con el tejido urbano circundante.

Otra pieza de esta operación es la dotación junto a los nuevos usos de 4.263 plazas de aparcamiento en parcela privada.

El Ayuntamiento de Madrid recibirá el 10 % del aprovechamiento lucrativo total del ámbito, es decir 17.536,5 metros cuadrados.