Dos policías nacionales testifican en el caso Aguirre

Esperanza Aguirre

madrid

| 17.10.2014 - 08:33 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

Los policías nacionales que tramitaron la denuncia que interpusieron dos agentes de movilidad contra Esperanza Aguirre por el incidente de tráfico ocurrido en abril en la Gran Vía lo hicieron "conforme a derecho" y no incluyeron parte de lesiones en la misma porque los agentes de movilidad no lo aportaron.

Así lo han relatado los dos policías nacionales que tramitaron la denuncia ante el Juzgado de Instrucción número 14 de Madrid, en el que han comparecido como testigos en relación con el incidente de tráfico, según han explicado a Efe fuentes jurídicas. Los dos policías han estado escasos minutos ante el juez sustituto del citado Juzgado, ya que su titular, Carlos Valle, está de baja temporalmente.

Según las fuentes jurídicas, la denuncia se tramitó en la Comisaría de la Policía Nacional de Centro -ubicada en la calle Leganitos de la capital- "con normalidad" y "conforme a derecho", y al interponerla los agentes de movilidad no aportaron ningún parte de lesiones.

La denuncia se tramitó el 3 de abril por la tarde, después del incidente -ocurrido sobre las cuatro de la tarde- y de que los agentes de movilidad acudieran a su mutua porque uno de ellos sentía dolor en una pierna y sufría una crisis de ansiedad, según informó en ese momento el Sindicato Profesional de Agentes de Movilidad.

A la salida de la Comisaría, sobre las doce de la noche, el secretario general del Sindicato Profesional de Agentes de Movilidad, Jesús Méndez, denunció que los agentes de movilidad habían recibido un trato "no normal" y que la interposición de la denuncia se había demorado en exceso.

"En situaciones normales una denuncia se tramita en media hora o una hora a lo sumo", explicó, y denunció que en un principio la Policía no quiso dar copia de la denuncia interpuesta, y que los agentes de movilidad tuvieron que insistir para que les fuera dada.