Dos policías corroboran que la puerta que daba a la pista del Arena estaba bloqueada

Un vídeo demuestra que muchos jóvenes entraron al Arena por la salida de emergencia

madrid

| 13.04.2016 - 10:16 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Dos policías que han declarado hoy en calidad de peritos ante el tribunal que juzga la tragedia del Madrid Arena han corroborado que una de las puertas que conectaba con la pista central estaba bloqueada, si bien no han sabido concretar en qué zona del recinto se trataba.

Se trata de dos agentes de la Brigada Provincial de la Policía Científica que fueron los primeros en entrar al Madrid Arena tras haber ocurrido la trágica avalancha en la que murieron Rocío Oña, Katia Esteban, Cristina Arce, Belén Langdon y María Teresa Alonso.

Los agentes han declarado ante la Sección Séptima de la Audiencia Provincial, que acoge la vista oral del juicio desde enero, que fueron al recinto "a identificar a las fallecidas y a recoger una bengala" y fue entonces cuando vieron que "una puerta de doble hoja que daba a la pista central estaba bloqueada".

No es la primera vez que la sala escucha que algunas de las puertas que conectaban con la pista central estaban cerradas en plena fiesta, como así relataron algunos acusados y una gran parte de los testigos.

Ese fue el caso del técnico de producción de la empresa municipal Madrid Espacios y Congresos (Madridec), José Antonio Fuente, que declaró que en la fiesta vio "algunas puertas cerradas con un precinto disuasorio para que la gente no entrase ni saliese por ahí" y que "esas puertas deberían estar abiertas porque servían para despejar la pista".

También algunos jóvenes que resultaron heridos en la avalancha subrayaron que tuvieron que salir de la pista por el túnel donde se produjo la avalancha, porque el resto de las puertas estaban cerradas y custodiadas por personal de Kontrol 34.

Ayer la sala pudo ver a través de grabaciones solicitadas por las acusaciones particulares como prueba pericial que varios trabajadores de Kontrol 34 -empresa encargada de la seguridad interior del evento e identificados con petos amarillos- cerraron las puertas de vomitorios cercanos al túnel mortal.

En concreto, se pudo presenciar cómo muchos jóvenes intentaban salir por la puerta de uno de los vomitorios ante la insistencia y el forcejeo de los porteros, que les empujaban hasta la pista central bloqueándoles la salida.

MUCHOS JÓVENES ENTRARON AL ARENA POR LA SALIDA DE EMERGENCIA

Un vídeo inédito ha demostrado hoy en el juicio por la tragedia del Madrid Arena que centenares de jóvenes entraron al pabellón por una salida de emergencia que abrió uno de los acusados, el jefe de personal y número 3 de Diviertt, Miguel Ángel Morcillo.

Según ha podido visionar el tribunal de la Sección Séptima de la Audiencia Provincial de Madrid, que acoge el juicio desde enero, fue Miguel Ángel Morcillo quien abrió las puertas de cristal situadas en el muelle Mónico del recinto que servían de salida de emergencia y que, por tanto, debían estar cerradas durante el evento.

La Fiscalía defiende que Morcillo tenía conocimiento de que las barras de bebidas bloqueaban las salidas y abrió vías de evacuación por la que entraron cientos de jóvenes saturando la pista central. Por ello, el Ministerio Público le considera como uno de los responsables de que entraran en el pabellón el mayor número de personas "en el menor tiempo posible".

Durante su declaración como acusado, Morcillo reconoció haber abierto esa puerta, pero aseguró que lo hizo porque vio que tenía una cadena atada y se trataba de una salida de emergencia. En las imágenes visionadas durante la jornada de hoy, solicitadas por las acusaciones particulares como prueba pericial, también se ha podido ver cómo los trabajadores de Kontrol 34 -empresa encargada de la seguridad interior del evento- iban cerrando accesos por todo el recinto e impidiendo el paso a los jóvenes.

Fuentes jurídicas han explicado que estas imágenes demuestran que se estaba redirigiendo a los jóvenes hacia la pista central y, en concreto, hacia la zona donde se produjo la tragedia por la que murieron cinco chicas. La intención era abarrotar la pista para hacer el 'númerito de la barca' que, al parecer, solicitó el dj Steve Aoki para pasearse por encima del público subido a una balsa hinchada, según defienden las acusaciones.

Además, el abogado de una de las víctimas ha comentado en declaraciones a los medios que en la jornada de hoy "se han visto imágenes esclarecedoras como el botellón masivo, el precintado de las escaleras por Diviertt y Seguriber, el descontrol en la entrada de gente por las puertas de cristal y la falta de organización interna". El tribunal también ha podido presenciar la masificación de la pista central en plena fiesta del Thriller Music Park, organizado por el principal acusado, el promotor Miguel Ángel Flores.