Dos 'ñetas' se declaran culpables de matar a joven en una pelea en Vallecas

El fiscal pide hasta 17 años de prisión para 4 "ñetas" por una reyerta mortal

madrid

| 13.10.2015 - 09:40 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Dos miembros de la banda latina Ñetas se han declarado culpables de apuñalar mortalmente en el corazón a un joven en una reyerta ocurrida en el barrio madrileño de Vallecas en junio de 2012. La Audiencia Provincial de Madrid juzga hoy y mañana a estos procesados, Diego Bolívar P.Ch., Gabriel Steven T.M. y también a otros dos miembros de la banda, Luis David V.A. y Luis Xabier T.Q, que también estuvieron presentes en la pelea mortal.

Para los dos primeros, la Fiscalía pide diecisiete años y seis meses de prisión por homicidio doloso y asociación ilícita, y para los dos últimos dos años y medio de cárcel por asociación ilícita, pero previsiblemente las partes llegarán a un acuerdo de conformidad por el que las penas se verán rebajadas.

Según ha confirmado a Efe el abogado de uno de los acusados, el acuerdo consistiría en sendas condenas de once años de prisión para cada uno de los dos primeros procesados por homicidio y de un año de cárcel para los otros dos por pertenencia a asociación criminal.

El informe de calificación provisional de la Fiscalía recoge que sobre las ocho y media de la tarde del día 22 de junio de 2012 los acusados se encontraban en una plaza situada entre la calle Tánger y la avenida de Palomeras de Madrid.

Gabriel Steven, alias Guayaco, se aproximó a un joven, Ramiro David, que estaba sentado en un banco del parque con varios amigos y le retó "de forma desafiante" por una discusión que habían mantenido semanas antes y porque creía que éste era de los "latin king". A raíz de esto se inició entre los dos grupos una reyerta en la que se emplearon botellas de cristal, palos y piedras.

En un momento determinado de la pelea, Gabriel Steven y Diego Bolívar, alias Popeye, que se encuentran en prisión desde los hechos, acorralaron y sujetaron a Ramiro David asestándole una puñalada con un objeto cortante directamente dirigida al corazón y que le causó la muerte.

Diego Bolívar ha reconocido en el juicio que fue él quien apuñaló a Ramiro David. "Estaba bajo los efectos del alcohol. Me arrepiento mucho de lo que hice", ha relatado. El procesado ha explicado que entró en la banda a los dieciocho años por "problemas familiares" y, después de los hechos, perdió el contacto con la misma.

Por su parte, Gabriel Steven ha manifestado que antes de comenzar la pelea, Ramiro le "empezó a mirar mal" y le tiró una lata de refresco vacía. Preguntado por la fiscal si sujetó al fallecido cuando Diego le apuñaló, ha respondido que "intentó agarrarle pero no pudo" y ha asegurado que no se imaginaba que iba a ocurrir la agresión. "Me arrepiento un montón", ha señalado este procesado, que ha añadido que entró en los "Ñetas" en el 2010.

Los otros dos acusados, Luis David y Luis Xabier, han reconocido que empezaron a ser miembros de la banda latina en el año 2011. También ha declarado la madre del fallecido, que, entre lágrimas, ha dicho que su hijo estaba estudiando Bachillerato y estaba "muy ilusionado". Su marido se encuentra en Ecuador. El juicio continuará mañana con la declaración de los testigos.