Dos jueces de instrucción concurren a las elecciones al decanato de Madrid

madrid

| 09.06.2014 - 16:34 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Un total de 307 jueces están llamados a participar martes en las elecciones al decanato de los Juzgados de la capital, a las que concurren dos candidatos, los magistrados de instrucción Concepción Jerez y Antonio Viejo.

El nuevo juez decano relevará en el cargo a José Luis González Armengol, de la Asociación de Jueces y Magistrados Francisco de Vitoria, que dejará la carrera judicial para trabajar en el sector privado, después de tres mandatos consecutivos.

Los dos aspirantes al cargo son la titular del Juzgado de Instrucción número 26 de Madrid, Concepción Jerez, de la mayoritaria Asociación Profesional de la Magistratura, y el titular del Juzgado de Instrucción número 20 de Madrid, Antonio Viejo, perteneciente a la Asociación de Jueces y Magistrados Francisco de Vitoria.

Entre sus objetivos prioritarios, Concepción Jerez apuesta por modernizar las estructuras judiciales, favorecer la notificación telemática de las resoluciones y velar por la implantación de la normativa de salud e higiene en el trabajo que está desarrollando el Consejo General del Poder Judicial.

PROPUESTAS

La magistrada plantea la creación de bolsas de interinos por jurisdicciones para cubrir las bajas de los funcionarios con el objetivo de evitar la pérdida del aprendizaje inicial de los interinos. En su opinión, el problema de la sobrecarga de los tribunales madrileños no se soluciona con un aumento del número de jueces o juzgados, sino con un estudio para racionalizar el trabajo y favorecer la mediación.

Aboga por buscar apoyos y refuerzos para los juzgados de lo mercantil y de primera instancia, que tienen mucho trabajo con la crisis económica. Concepción Jerez considera "muy ambicioso" el anteproyecto de Ley Orgánica del Poder Judicial, aunque se muestra en contra de la supresión de la figura del juez decano, incluida en la propuesta legislativa del Gobierno, "la única figura democrática existente en la carrera judicial".

Por su parte, Antonio Viejo propone la creación de una página web con la actividad de los juzgados para evitar que los ciudadanos tengan que desplazarse a los tribunales, lo que descargaría de trabajo a los edificios judiciales y aumentaría la rapidez en la tramitación de información.

El magistrado expresa su deseo de potenciar la actuación de los jueces a través de las juntas para la toma de decisiones y favorecer que puedan desarrollar su actividad en los juzgados en las mejores condiciones.

La dispersión de las sedes judiciales es "un problema endémico" de Madrid, según Antonio Viejo, quien estima que la Comunidad debe proveer los medios para el correcto mantenimiento de los órganos judiciales y la rápida cobertura de las plazas de funcionarios que quedan vacantes. Cree que es necesario seguir atendiendo las necesidades de la jurisdicción social, que ha venido soportando los efectos de la crisis de manera muy intensa.

En cuanto al anteproyecto de la reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial, subraya que hay que "pensar y repensar" la reforma antes de su aprobación en el Parlamento para limar sus "puntos flojos" con el objetivo de que no suponga un empeoramiento de la justicia, sino una mejora sensible para la carrera judicial y los ciudadanos.