Dos jóvenes dan una brutal paliza a un vecino de Móstoles

Los hijos de la víctima inician una campaña en redes sociales para intentar identificar a los agresores

madrid

| 21.07.2016 - 12:05 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El pasado 16 de julio Rafael R., de 54 años, conducía de Móstoles a Valdemoro para acudir a su trabajo. En su camino se cruzaron, a las 6:30 horas, dos individuos que invadían la carretera cruzando con el semáforo en rojo para los peatones y en verde para los vehículos.

Rafael decidió advertirles de que estaban poniendo en peligro su propia seguridad tocando el claxon. Los dos individuos reacciOnaron de forma violenta dando una patada a su vehículo.

En ese momento Rafael R. decide bajar de su coche y recrimina a los dos individuos su actitud., ante lo cual ambos jóvenes le dan una brutal paliza. "Eso te pasa por bajar del coche", le dijeron sus agresores antes de marcharse. Esas fueron las únicas palabras que sus agresores le dijeron antes de dejarle abandonado en la calle totalmente ensangrentado.

FALTA DE AUXILIO DE LOS TESTIGOS

Los hechos tuvieron lugar en el municipio de Móstoles, en una zona de discotecas junto a la salida de Alcorcón. Allí existe una parada de autobús en la que aguardaban varias personas que presenciaron la agresión sin hacer nada por intentar defender al agredido. "Nadie dijo ni hizo absolutamente nada. No me ayudaron a levantarme del suelo y ni siquiera llamaron a la Policía", comenta Rafael.

De hecho, la familia se plantea denunciar a estos testigos por omisión de socorro. Finalmente fue el propio Rafael quien, con la cara ensangrentada, se acercó al grupo para pedir un pañuelo. Ante la falta de auxilio de los testigos, Rafael tuvo que conducir en ese estado hasta su lugar de trabajo y, tras verse en un espejo, decidió acudir directamente al hospital.

Al llegar al centro hospitalario los médicos constataron que tenía la cara morada, las rodillas inflamadas y presentaba varios golpes en el costado y tuvieron que coserle el labio por dentro y por fuera. "Los médicos dicen que llegó a perder el conocimiento, aunque él no lo recuerda", asegura Víctor, el hijo mayor.

BAJO LOS EFECTOS DE LAS DROGAS

"Por la frialdad con la que actuaron, diría que iban drogados. Eso no es normal", comenta el propio Rafael sobre sus agresores, unos jóvenes que, por edad, podrían ser sus hijos.

La comisaría de la zona se he puesto en contacto con el agredido para que acuda a visionar unas fotografías. Las discotecas de la zona acostumbran a echar fotos en sus fiestas, y Rafael cree que podrá identificarlos si salen en algunas de ellas.

BÚSQUEDA DE LOS AGRESORES

La familia de Rafael ha puesto en marcha una campaña para intentar identificar a los agresores. Tras presentar la pertinente denuncia y pedir las grabaciones de las cámaras de seguridad del lugar, sus dos hijos han acudido a las redes sopciales, de Twitter y Facebook, con el fin de difundir los hechos e intentar reunir pistas para localizar a los agresores.

"No pienso descansar hasta que les encuentre y les haga pagar por lo que han hecho", sentencia Víctor. Con ese propósito la familia ha habilitado también un número de teléfono, el 628217313, para que todo aquel que pueda aportar algún dato -incluso de forma anónima- se ponga en contacto con ellos.