Dos ediles de Carmena votan contra el plan para las cocheras de Cuatro Caminos

El Pleno aprueba el plan "antirruido" para Gaztambide con el rechazo de C's

Madrid modifica la tasa de terrazas para que paguen menos las peor ubicadas

madrid

| 28.06.2017 - 11:47 h

Enlaces Relacionados:

La Encuesta de Telemadrid

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.3%
No
36.7%

Los ediles de Ganemos Rommy Arce y Pablo Carmona han rechazado el plan urbanístico para construir 443 viviendas en los terrenos de las cocheras de Metro en Cuatro Caminos votando en contra del criterio de Ahora Madrid, que ha apoyado la iniciativa.

En una votación a mano alzada solicitada por el PP, el resto resto de concejales de Ahora Madrid, salvo Montserrat Galcerán que está de baja, ha apoyado el planeamiento junto al Partido Popular y Ciudadanos mientras que el PSOE-M se ha abstenido.

El desmarque de estos dos ediles de Manuela Carmena se produce después de que el ala más radical de Ahora Madrid, Ganemos, haya pedido hoy en un comunicado que no se estimase el proyecto presentado por el área de Desarrollo Urbano Sostenible que encabeza José Manuel Calvo (Podemos).

Esta organización considera que el planteamiento es contrario al Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) por incumplir en 1,5 metros el desnivel entre la cota de la calle y la cota superior de las nuevas cocheras, que será de 5,7 metros y que dará "vía libre" a la destrucción de las antiguas cocheras, que piden proteger.

En esta ocasión no han votado en contra concejales de Ahora Madrid que en otras ocasiones se han opuesto a las iniciativas de su grupo, entre ellos Carlos Sánchez Mato y Celia Mayer. El delegado de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, ha defendido que el actual planeamiento sí es legal mientras que el rechazado en junio no lo era, según muestran los informes jurídico-técnicos.

Este proyecto ya no incumple la condición impuesta a los edificios bajo rasante ni los de accesibilidad peatonal, ha defendido Calvo, que instará a que la comisión local de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid proteja las antiguas cocheras.

"Cumplía hace un año igual que hoy" han defendido tanto el PP como Ciudadanos, que acusan al equipo de Gobierno de retrasar esta operación urbanística perjudicando a las familias durante un año de forma "arbitraria" y en base a criterios políticos y a "sectarismo".

El edil de Ciudadanos Bosco Labrado ha defendido que el plan, que baja la cota 53 centímetros, ha salido hoy adelante "porque la alcaldesa lo ha pedido" y ha pedido que "lo político no interceda en lo técnico".

El portavoz del PP en el Consistorio, José Luis Martínez-Almeida, ha pedido perdón por el retraso a los cooperativistas, presentes en la tribuna de invitados, y ha criticado que Calvo no les haya dedicado "ni una sola palabra". Al Gobierno de Ahora Madrid le ha pedido un "compromiso inequívoco" para acelerar la tramitación del plan.

Por su parte, el PSOE-M se ha abstenido y ha pedido conocer cómo se van a proteger el patrimonio de las cocheras; construir viviendas, zonas verdes y dotaciones públicas y proteger el patrimonio al mismo tiempo es "compatible", según ha destacado hoy la edil socialista Mercedes González.

"Hoy los problemas son importantes, pero cuando una sentencia anula un planteamiento ahí sí hay un problema gordo", ha argumento el titular de DUS que ha señalado que Ahora MAdrid trata de "garantizar la máxima seguridad jurídica".

El proyecto aprobado hoy modifica al anterior cambiando la altura en una zona de almacenes y la pendiente en uno de los accesos del parque. Su aprobación pone fin a un conflicto abierto desde que Manuela Carmena llegase al Palacio de Cibeles y donde también está implicado el Gobierno de Cristina Cifuentes (PP), cuya Dirección General de Urbanismo aseguró que el plan era legal y ajustado al PGOU.

También fue necesario un acuerdo entre el Ayuntamiento y Metro, suscrito el pasado 31 de mayo, para desbloquear la situación.La Cooperativa Metropolitan se hizo en 2014, tras la modificación parcial del PGOU, con la enajenación de la cocheras por un importe de 88,3 millones de euros y un proyecto que contemplaba construir 443 viviendas, de las que 62 serían protegidas, pero el plan quedó paralizado con la llegada de Carmena a la capital por su diferente criterio sobre el soterramiento de las cocheras.

TERRAZAS

El Pleno del Ayuntamiento de Madrid ha aprobado además por unanimidad modificar las tasas que deben pagar las terrazas de la ciudad para que aquéllas que estén ubicadas en calles secundarias y en distritos donde ha bajado el valor catastral paguen menos al Consistorio.

La propuesta del delegado de Economía y Hacienda (Ahora Madrid), Carlos Sánchez Mato, ha contado con el apoyo del resto de grupos y supondrá, según indican fuentes municipales, que la recaudación prevista para 2017 sea de 7,8 millones, un 14,4% inferior a 2016, cuando se ingresaron 9,1 millones.

El cambio implantado en las terrazas se lleva a cabo mediante una actualización del índice Fiscal de Calles de Madrid, ajustándolo en función de la ponencia de valores catastrales actualizada.

Existen 9 categorías de cada calle o tramo según su relevancia económica, y la tasa de terrazas agrupa estas 9 categorías en 4 bloques, según tengan que pagar más o menos tasa.

El Ayuntamiento remarca que ahora los bares madrileños con terrazas son de los que menos pagan esta tasa cuando se encuentran en calles poco importantes, pero son de los que más pagan cuando están en calles muy importantes.

De este modo, se indica desde el Área de Economía y Hacienda, "se aplica un principio de mayor justicia fiscal", ya que los bares situados en calles importantes se encuentran en mejor situación para hacer negocio que los situados en calles menos importantes.

La tasa por utilización privativa o aprovechamiento especial del dominio público local grava, entre otras ocupaciones de la vía pública, las terrazas. La ordenanza regula la cuota a abonar en los supuestos de aprovechamiento especial mediante la instalación de terrazas y ya señala que "la cuantía estará en función de la naturaleza del aprovechamiento, de la categoría de vial de la calle y de la superficie autorizada".

Tras la actualización de las tasas aprobada por unanimidad hoy habrá terrazas ubicadas en zonas menos céntricas -donde el lucro se prevé menor- que paguen menos al Ayuntamiento, como por ejemplo una ubicada en el número 90 de la calle Toledo, donde el precio por metro cuadrado baja de los 73 euros de 2016 a los 40 de este año, lo que supone una reducción del 46%.

Las terrazas de la calle avenida de Monasterio de Silos, en el distrito de Fuencarral, pagarán 21 euros en 2017 en lugar de los 40 de 2016 por metros cuadrado con la nueva norma, mientras que todas las de la calle Arenal pasarán a considerarse de primera categoría -antes lo eran de segunda- aunque pagarán lo mismo que antes: 80 euros por metro cuadrado.