Dos detenidos y un imputado por robar ocho coches de alta gama en Madrid

(archivo)

madrid

| 08.01.2013 - 14:27 h
REDACCIÓN
Más sobre: madridSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Guardia Civil ha detenido a dos hombres, M.M., y L.M.A, de 37 y 50 años de edad, respectivamente, y ha imputado a M.N. como autores de ocho delitos de robo de vehículos de gama media-alta que eran robados en Madrid y desguazados en El Casar de Escalona (Toledo).

Las primeras investigaciones surgen en abril de 2011, cuando la Policía Local del municipio de El Casar de Escalona encuentra abandonadas varias centralitas de vehículos así como siete juegos de placas de matrícula en un terreno del mismo término municipal, por lo que se pone en contacto con la Policía Judicial de la Guardia Civil de Torrijos, según ha informado la Delegación del Gobierno en nota de prensa.

Los agentes de la Guardia Civil de Torrijos verifican que todas las placas de matrícula corresponden a vehículos cuya sustracción había sido denunciada en la provincia de Madrid durante ese mismo año, iniciándose así la Operación VEYRON.

Las primeras sospechas recayeron sobre L.M.A, residente en la localidad toledana de El Casar de Escalona, donde se encontraron las placas de matrícula en un lugar cercano a una finca de su propiedad. A través del estudio y el análisis de las pruebas que fueron recopilando los agentes determinaron que este individuo no actuaba aislado sino que formaba parte de un grupo criminal que se dedicaba al robo de vehículos por encargo.

Uno de los integrantes del grupo, M.N., considerado como su jefe, era el encargado de localizar los vehículos en Madrid, robarlos y trasladarlos hasta la finca situada en la localidad de El Casar de Escalona, propiedad de L.M.A, quien los desguazaba para obtener las piezas concretas que, previamente, habían sido solicitadas por terceras personas, vendiendo el resto como chatarra. La Guardia Civil no ha podido detener a este segundo individuo, del cual sospechan que se encuentre en Marruecos o en otros país europeo

La venta de los restos sobrantes de los vehículos era misión de M.M., el tercer integrante de este grupo criminal, que los repartía por chatarrerías distribuidas por las provincias de Toledo y Madrid para no levantar sospechas.

UN DETENIDO TAMBIEN PLANTABA MARIHUANA

Durante la investigación la Guardia Civil ha imputado que L.M.A. explotaba un invernadero para el cultivo de 21 plantas de marihuana dotado de seis focos para proporcionar luz y calor a las plantas y un extractor de aire para su ventilación.

Esta persona era socia de un hombre de nacionalidad rumana, que daba salida a la droga cultivada cada cuatro meses, aproximadamente, a cambio de un precio ya fijado. La Guardia Civil todavía no lo ha localizado y hay sospecha de que se encuentre en Rumanía.

La Guardia Civil, que investigaba simultáneamente el robo de los vehículos, solicitó al Juzgado de Instrucción número 4 de Torrijos un mandamiento judicial para registrar la finca ubicada en la localidad de El Casar de Escalona e intervenir la droga y los vehículos que pudieran encontrarse en ella en el momento del registro.

En esta actuación la Guardia Civil intervino un vehículo completamente desguazado, que correspondía con un turismo robado dos días antes en Madrid, el chasis completo de otro turismo y numerosas piezas de vehículos desguazados pertenecientes a unos diez vehículos diferentes y fueron aprehendidas las 21 plantas de marihuana que estaban siendo cultivadas, los seis focos y el extractor.