Dos detenidos por ocho atracos en gasolineras de la región

No dudaban en utilizar la violencia en el robo del coche y en el posterior atraco

madrid

| 16.05.2012 - 14:29 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

La Guardia Civil ha detenido a dos hombres por su presunta implicación en ocho atracos a gasolineras de Villaviciosa de Odón, Majadahonda, Navalcarnero, Arroyomolinos, San Fernando de Henares y Carabanchel, en la denominada Operación 'Puyas'. Los detenidos, que se desplazaban a las gasolineras en dos coches previamente robados, utilizaban gorras, pasamontañas, gafas oscuras y bufandas para ocultar sus rostros durante los atracos.

En el momento de las detenciones, el pasado 27 de abril en Madrid, uno de los detenidos conducía con guantes dentro del coche robado y ambos opusieron gran resistencia cuando se les interceptó, señala la Guardia Civil en una nota.La investigación empezó el 23 de marzo, cuando los dos hombres robaron con violencia, en una gasolinera de Villaviciosa de Odón, el bolso y el vehículo a una mujer que se disponía a repostar.

Con este coche, han cometido cuatro robos con violencia en estaciones de servicio de Majadahonda, Navalcarnero y Carabanchel, en los que no dudaban en utilizar armas blancas para intimidar a las víctimas, llegando en una ocasión a producir cortes a una de ellas.El botín de estos robos fueron cinco cajas registradoras de las estaciones que se llevaron y dinero en efectivo de los clientes de las mismas.

En el robo perpetrado en Carabanchel también logran sustraer otro vehículo, que posteriormente utilizaron para cometer otros tres atracos en Arroyomolinos y San Fernando de Henares, siendo uno de ellos en grado de tentativa gracias a la valentía del empleado de la gasolinera que logró que huyeran. El 19 de abril, los agentes recuperaron el primer vehículo sustraído que estaba estacionado en una calle madrileña con las puertas abiertas y con evidencias de haber sido quemado, para destruir posibles indicios que hubieran servir a los investigadores.

Tras las investigaciones, los agentes lograron identificar a los dos autores de los robos, que se resistieron a los guardia civiles que les interceptaron e intentaron huir, utilizando para ello la violencia física.Los dos detenidos son F A.C y A.C.G., españoles de 34 y 35 años de edad, vecinos de Madrid, y con numerosos antecedentes por delitos relacionados contra el patrimonio.

Se les imputan 8 delitos de robo con violencia, uno de ellos en grado de tentativa, un delito de resistencia y desobediencia al oponer gran agresividad en el momento de la detención y otro contra la seguridad colectiva, ya que uno de ellos carecía del permiso de conducir.