División en el PSM entre los partidarios de Chacón y Rubalcaba

Una concejala de Parla, partidaria de Rubalcaba, denuncia presiones de la dirección en favor de Chacón

madrid

| 13.01.2012 - 14:39 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La división del PSOE en España se vive también estos días en el seno de los socialistas de la comunidad de Madrid. En Parla, una concejal asegura que está siendo víctima de presiones por el simple hecho de respaldar a Rubalcaba. Hoy, además conocemos que Carme Chacón ha ganado a Rubalcaba en la que ha sido su agrupación de toda la vida, la de Chamberí.

En Parla se producía la denuncia de la concejala del consistorio, Beatriz Arceredillo. Ella ha decidido apoyar la candidatura de Alfredo Pérez Rubalcaba. “Algunas personas están llamando para orientar el sentido del voto. El problema de todo es que se esté coartando la libertad interna en un partido que están recogidos en nuestros estatutos y que todos creemos en ellos” aseguraba a Onda Cero.

Presiones también denunciadas desde otros sectores del partido y que negaba Tomás Gómez.

Desde hace 48 horas, las Agrupaciones Socialistas están eligiendo delegados. Es el primer round para Carmen Chacón y Alfredo Pérez Rubalcaba.

Tomás Gómez en público niega apoyar a ninguno de ellos, aunque su equipo de dirección respalda a Carmen Chacón.

“No me parece razonable que en un momento tan delicado como vive el partido, sus líderes no se pronuncien sobre que es lo que quieren y a quien quieren apoyar” dice Andrés Rojo, exdiputado de la Asamblea de Madrid.

“El señor Gómez ha dicho lo que ha dicho y es que él está esperando también a que haya otras posibles candidaturas”, asegura José Cepeda, Diputado PSOE Asamblea de Madrid.

En Madrid se eligen 79 delegados para el Congreso Federal. En las agrupaciones socialistas empieza la batalla. En Chamberí, cercana a Rubalcaba, conseguía la mayoría Carmen Chacón.

En Vallecas, feudo de Juan Barranco, que apoya a Chacón, Rubalcaba se hacía con el 40 % de los votos.