Disfrutar de Madrid en agosto sin dinero

Plaza Mayor

madrid

| 07.08.2016 - 20:43 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Un recorrido en bicicleta, conectarse a internet en la plaza de Santo Domingo, visitar un museo o encontrar un colchón en el que dormir son solo algunas de las cosas que se pueden hacer en agosto en Madrid sin dinero.

Si el objetivo es aprovechar para conocer el Madrid de los Austrias, los nueve guías que trabajan en Feel the City explican los secretos de esta ruta turística "por amor al arte".

Durante casi tres horas y en grupos de 15 a 20 personas se puede realizar un recorrido, que comienza en la plaza de Isabel II y termina en la plaza de Oriente, con la condición de dejar una propina solo si el visitante lo considera "conveniente".

Según el cofundador de Feel The City, Jesús Romero, es habitual que los que cargan con una mochila a la espalda y cuentan con un presupuesto reducido opten dar las gracias o dejar uno o dos euros de propina.

En opinión de Romero, que los viajeros sigan a "rajatabla" el "todo gratis" no es un problema y forma "parte del espíritu" de una iniciativa que nació hace cinco años en la Facultad de Historia de Sevilla.

El objetivo es "acercar" la historia de la ciudad sin mirar la capacidad económica del visitante, comenta Romero a Efe.

"Es cierto que vienen un poco recelosos pero una vez que empieza el tour se dan cuenta de la calidad de las explicaciones", añade.

Como las bicicletas son para el verano, los que solo quieran pedalear y no sacar a pasear la cartera pueden coger prestada, durante una hora, una de las bicis que oferta el parque Juan Carlos I y recorrer los caminos del recinto.

A pesar de que en la capital sigue sin haber playa, las piscinas naturales de Las Presillas (Rascafría) o el pantano de San Juan son una alternativa de acceso gratuito que permite combinar el binomio toalla y libro.

En Tuulibreria se pueden 'adquirir' todas las novelas que quepan en las manos del lector al módico precio de "la voluntad".

Si se quiere combinar ejercicio y música, los Veranos de la Villa ofrecen el próximo 17 de agosto un recorrido ciclista que se iniciará en la plaza del Callao y realizará paradas en lugares relacionados con zarzuelas y donde se encontrarán coros aficionados de la ciudad.

Y para picotear, no son pocos los bares, como El Rincón abulense o Petisqueira, donde las tapas son el accesorio gratuito que acompaña a las cervezas.

Refugiarse de las altas temperaturas y llevar a cabo un plan cultural de forma gratuita es posible si se acude al Museo del Prado de lunes a sábado de 18.00 a 20.00 o los domingos y festivos de 17.00 a 19.00.

Los amantes del séptimo arte tienen una cita en el Centro Cultural Auditorio Parque El Paraíso, donde los fines de semana de agosto se proyectan películas como 'Del Revés' o 'Un día perfecto'.

Después de ver el atardecer madrileño en azoteas como la situada en la plaza de Cibeles (Centro Centro) es necesario elegir un lugar en el que dormir.

No importa si se quieren recuperar fuerzas en un colchón o en un sofá, lo importante es que sea la casa de un residente en Madrid y que el precio sea igual a cero.

Gracias al 'couchsurfing' es posible alojarse en viviendas de particulares sin sacar la tarjeta de crédito. A través de su página web viajeros y locales se ponen en contacto.

Tampoco hay que olvidarse de la posibilidad de aparcar sin pagar a los dichosos parquímetros en el centro de la capital desde las tres de la tarde a las nueve de la mañana, algo que solo ocurre en agosto.

En Madrid, desde comer hasta dormir, puede hacerse "por la cara".