Dirigentes de IU-Madrid recurren ante la Justicia su expulsión de la federal

IU Comunidad de Madrid

madrid

| 22.07.2015 - Actualizado: 00:29 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Doce dirigentes de Izquierda Unida de Madrid han presentado ante la Justicia una demanda de tutela del derecho fundamental de asociación y participación política en la que piden la suspensión cautelar de la decisión de IU federal de desvincular a la federación madrileña.

Se trata de "defender los derechos fundamentales de los afiliados", ha dicho a Efe el portavoz de IUCM, Julián Sánchez Urrea, quien ha destacado que la pretensión es "una salida política y dialogada para poder debatir conjuntamente y que sean las bases, la militancia, las que decidan el futuro del proyecto de IU".

El 14 de junio pasado, el secretario de Organización de IU, Adolfo Barrena, anunció la ruptura legal con la federación de Madrid, decisión que supone que los militantes madrileños, unos 5.000, tendrán que afiliarse de nuevo si quieren seguir perteneciendo a IU.

Además de Sánchez Urrea, la demanda ha sido suscrita por Julián Sánchez Vizcaíno, Lali Vaquero, Teresa Fernández, Luis María González, Laura Blázquez, José Antonio García Rubio, Lidia Fernández, Rubén Bejarano, Carlos Gutiérrez, Daniel Morcillo y Miguel Reneses.

"Consideramos que la medida está fuera del ordenamiento jurídico y pedimos que sea suspendida", ha dicho Sánchez Urrea, quien ha explicado que han presentado también un recurso "por la vía interna, en garantías".

El portavoz considera que si prosigue la medida "se vulneran a todos los efectos los derechos de los afiliados", que no pueden participar en todo lo que tendrían derecho.

Según Sánchez Urrea, los dirigentes y afiliados de IU en Madrid quieren "poder volver a formar parte de IU y participar como miembros de pleno derecho en todos los debates y especialmente en el que se producirá sobre la participación de IU en las elecciones generales".

En su nota enviada hoy, los demandantes consideran "nulo y contrario al ordenamiento jurídico vigente" el acuerdo del 14 de junio, pues dichas actuaciones -dicen- "vulneran el derecho fundamental de asociación de los afiliados/as de Izquierda Unida de la Comunidad de Madrid y, en consecuencia, de los demandantes, y que, de mantenerse, serán de total e imposible reparación".

Los dirigentes y afiliados madrileños de IU solicitan la suspensión del acuerdo adoptado por el Consejo Político Federal "habida cuenta de las consecuencias políticas y jurídicas de una decisión de tal magnitud, que vulnera derechos fundamentales de cinco mil personas".

La coalición IU-LV, que en las elecciones de 2011 había obtenido 13 escaños en el Parlamento regional madrileño y seis concejales en el Ayuntamiento de la capital, no consiguió en las elecciones del 24 de mayo pasado los votos suficientes para obtener representación en la Asamblea de Madrid ni en el Consistorio.

A lo largo del proceso electoral, IUCM vivió un desencuentro con IU federal, que no apoyó a la candidata por el Ayuntamiento de Madrid, Raquel López, y amparó la convergencia de IU Madrid con Podemos o la plataforma ciudadana Ganemos Madrid.