Detenidos siete miembros de un clan familiar dedicado al menudeo en la Cañada Real

madrid

| 26.05.2012 - 11:40 h
REDACCIÓN
Más sobre: SucesosSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Agentes de la Policía Nacional han detenido a siete miembros de un clan familiar dedicado al menudeo en la Cañada Real Galiana de Madrid en un nuevo dispositivo policial contra el tráfico de estupefacientes a pequeña y mediana escala, ha informado la Jefatura Superior de Policía en un comunicado.

Los arrestados disponían de dos 'despachos' desde los que abastecían a los consumidores y a pequeños traficantes que distribuían las drogas en la Comunidad de Madrid y en otras provincias, como Pamplona o Bilbao.

Además, un matrimonio perteneciente al mismo clan, que actualmente cumple condena por hechos similares, aprovechaba sus días de permiso para continuar con su trabajo en la venta de estupefacientes en el poblado.

La investigación comenzó en enero de este año al interceptar a varios traficantes a pequeña y mediana escala que se habían desplazado desde otras localidades hasta la Cañada Real para abastecerse de heroína y cocaína que luego revendían directamente a terceros clientes consumidores.

A lo largo de estos meses se ha detenido a seis personas que se habían desplazado desde Pamplona, Bilbao o Torrejón de Ardoz para adquirir diversas dosis con el fin de distribuirlas en sus localidades.

En el mes de enero se detuvo a tres personas que regresaban a Pamplona tras comprar 153 gramos de heroína; en marzo, otro sujeto fue interceptado en su vehículo con dos bolsas de 99 y 102 gramos opiáceos además de cinco bultos de planta seca de adormidera Papaver Somníferum; y en abril, otras dos personas fueron detenidas y se intervinieron en total algo más de 260 gramos de cocaína distribuidos en varias bolsitas.

EL TIMBRE DE LA DROGA

Los agentes se centraron en ubicar las parcelas desde las cuales se estaba despachando distintas clases de droga a consumidores y desde donde se abastecía también a pequeños y medianos traficantes.

Esta misma semana, a las 9.30 horas del jueves, un amplio dispositivo policial desarrollaba una nueva operación contra el tráfico de drogas en la Cañada Real. Los agentes actuaron en 13 infraviviendas en las que se intervinieron distintas cantidades de droga, útiles para su venta y distribución, armas, teléfonos móviles, dinero en efectivo, joyas y demás efectos relacionados con el tráfico de estupefacientes.

El clan disponía de dos puntos de venta especialmente protegidos por rejas, puertas blindadas y otros sistemas de seguridad para dificultar una posible actuación policial. Además, tenían habilitadas dos narco-salas a las que se accedía desde una pequeña entrada entre escombros y dotadas de un timbre con el que se comunicaban con los vendedores que residían dentro de la casa.

La droga era facilitada por un pequeño ventanuco que conectaba con las dos dependencias y desde el cual ofrecían también cualquier otro

útil necesario para el consumo.

En la actuación policial se han derribado las trece infraviviendas vinculadas al clan de traficantes y se han intervenido 262 gramos de cocaína, 353 gramos de heroína, 11.270 euros, 5 vehículos, una pistola semiautomática, una pistola de fogueo, una carabina, cartuchos y cargadores, diversas joyas, 45 pipas para fumar estupefaciente, jeringuillas y diverso material para el consumo.

La operación ha sido realizada por la Brigada Central de Estupefacientes de la UDYCO Central, adscrita a la Comisaría General de Policía Judicial, con el apoyo de las Unidades de Intervención Policial, el Grupo Operativo de Intervenciones Técnicas, los Guías Caninos, la Unidad de Caballería, la Unidad de Medios Aéreos, la Comisaría General de Policía Científica y la Jefatura Superior de Policía de Navarra. Además, ha contado con la colaboración de la Policía Municipal de Madrid.