Detenidos seis chinos con 400.000 productos falsificados para su venta

madrid

| 23.10.2012 - 09:18 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Agentes de la Policía Nacional han detenido a seis personas de origen chino por comercializar a gran escala con falsificaciones de reconocidas marcas y les ha intervenido más de 400.000 productos que guardaban en dos almacenes de Alcalá de Henares. En los registros practicados en esos almacenes los agentes se incautaron de 83.000 gafas de sol, 46.300 envases de colonia, 40.000 bolsos, 37.000 cinturones y gran cantidad de ropa imitaciones de Nike, Puma, Calvin Klein, Rayban o Carrera, entre otras marcas.

La valoración económica aproximada que habrían podido obtener con la venta de estos productos alcanzaría en el mercado la cantidad de tres millones de euros, con el consiguiente perjuicio para las marcas, destaca la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

La investigación que ha permitido desarticular esta red se inició a partir de informaciones que apuntaban a la existencia de diversos locales dedicados a la venta de artículos falsificados en el Polígono Industrial Cobo Calleja de Fuenlabrada, epicentro de la reciente "operación Emperador" contra el blanqueo de capitales.

Los agentes detectaron que, en esos locales, únicamente se ofrecía a los posibles compradores una muestra de los productos falsificados que vendían y que, el grueso de la mercancía, se encontraba en dos almacenes de Alcalá de Henares, muy alejados de la zona de Fuenlabrada, para así poder evitar la acción policial.

También observaron que los responsables de la organización adoptaban gran número de medidas de seguridad, tanto para la comercialización de los productos como en el transporte de la mercancía desde las naves.Además, las propias naves industriales contaban con dobles puertas de seguridad.

Los arrestados, de edades comprendidas entre los 22 y los 38 años, ya han sido puestos a disposición de la autoridad judicial bajo la acusación de un delito contra la propiedad intelectual. La operación ha sido llevada a cabo por agentes del Grupo XXIII de la Brigada Provincial de Policía Judicial, pertenecientes a la Jefatura Superior de Policía de Madrid.