Detenidos por crear una asociación para regentar un club cannabico y distribuir droga a jóvenes

Los nuevos vehículos para la Policía Nacional

madrid

| 23.06.2016 - Actualizado: 20:04 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Agentes de la Policía Nacional han detenido a cuatro personas que habían creado una asociación con todos los tramites, en principio legales, para garantizar su impunidad a través de un club cannabico y distribuir droga a jóvenes en pleno centro de Madrid.

Como ha informado la Jefatura Superior de Policía de Madrid, los cuatro detenidos están acusados de un delito contra la salud publica, delito de asociación ilícita y blanqueo de capitales. Bajo la doctrina de un "consumo compartido" los arrestados en su local escondían un autentico centro de distribución de productos derivados del cannabis a personas jóvenes en la capital.

La investigación comenzó a raíz de unas informaciones que permitieron saber a los agentes de la existencia de una asociación cannábica en pleno centro de Madrid, en la cual se estaría produciendo la frecuente venta de marihuana y hachís por parte de sus propietarios, dado el continuo trasiego de personas de joven edad.

Los agentes, tras comprobar esta información y realizar diversas incautaciones de sustancias estupefacientes a personas que salían de este lugar, solicitaron la pertinente orden judicial para proceder a su registro.

Tras las detenciones, los agentes se incautaron 21 galletas de marihuana, nueve setas alucinógenas, 1,5 kilogramo de marihuana, más de 1.500 euros en efectivo, una pistola de aire comprimido y 1.000 bolsas preparadas para envasar, entre otros efectos.

Los cuatro arrestados disponían en su local de un documento original que le hacían llamar "protocolo policial" en el cual detallaban la actuación y conjunto de normas que habrían que adoptar los allí presentes ante un registro policial inesperado.

Entre las normas establecidas figuraban el mandar una señal de emergencia tocando un botón de la radio repetidamente, así como un decálogo de principios básicos que responder a la policía ante cualquier interrogatorio y en úiltima instancia contactar con el abogado ante cualquier duda legal generada ante un posible registro.

La investigación ha sido llevada a cabo por agentes de la Brigada Provincial de Policía Judicial, perteneciente a la Jefatura Superior de Policía de Madrid.