Detenidos once individuos en otra operación antidroga en la Cañada Real

madrid

| 03.04.2013 - Actualizado: 17:09 h
REDACCIÓN

Enlaces Relacionados:

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Agentes de la Policía Nacional han detenido a once personas, especializadas en la venta de cocaína, y han intervenido unos 11.000 euros en metálico, cuatro armas de fuego y gran cantidad de joyas y relojes de alta gama en una nueva operación contra el tráfico de drogas en la Cañada Real Galiana.

Según ha informado la Jefatura Superior de Policía de Madrid este miércoles en un comunicado, este nuevo golpe policial contra el tráfico de drogas en la Cañada Real se ha saldado con la detención de once personas.

Los detenidos pertenecían a un clan familiar que vendía estupefacientes en una parcela de la Cañada Real y almacenaban la droga en dos viviendas situadas en el distrito de Puente de Vallecas.

La investigación se inició el pasado mes de febrero a raíz de diversas informaciones que apuntaban a que un grupo se estaba dedicando a la distribución de heroína y cocaína en una parcela situada en la Cañada Real, cerca de Valdemingómez.

LA DROGA SE ALMACENABA EN VALLECAS

Tras varias gestiones, los agentes constataron este hecho y averiguaron que la droga era almacenada en dos viviendas situadas en el distrito de Puente de Vallecas, desde donde era trasladada hasta la Cañada Real Galiana para su venta.

El operativo policial culminó el pasado 21 de marzo con la detención de once personas y el registro simultáneo de tres inmuebles. Los policías incautaron más de 11.000 euros en efectivo, 100 gramos de cocaína, gran cantidad de joyas y relojes de alta gama, así como una pistola con dos cargadores y proyectiles y tres escopetas, dos de ellas de aire comprimido.

Según ha indicado la Jefatura Superior de Policía, varios de los arrestados en esta operación cuentan con antecedentes policiales y ya han sido puestos a disposición judicial.

La investigación ha sido llevada a cabo por agentes de la Jefatura Superior de Policía de Madrid adscritos a la comisaría de Villa de Vallecas.