Detenidos los dueños de la agencia de viajes de Madrid que estafó a clientes

Se les acusa de 84 delitos de estafa, que suman más de 140.000 euros

madrid

| 11.08.2014 - Actualizado: 16:01 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Agentes de la Policía Nacional han detenido a tres personas como presuntas responsables de 84 delitos de estafa en la venta de billetes de avión, ha informado la Jefatura Superior de la Policía de Madrid en una nota de prensa.

Los arrestados eran dos propietarios y una empleada de una agencia de viajes situada en el distrito madrileño de Ciudad Lineal, donde vendían billetes de avión que una vez pagados por los clientes, no confirmaban o anulaban, quedándose así con el dinero de sus víctimas.

Los arrestados son Mary Carmen Priede, de 46 años y origen venezolano, su marido Juan Antonio B.M., español de 51, y la empleada Carmen Ximena M.R., de 30 años.

Las investigaciones se iniciaron a raíz de recibir múltiples denuncias en las que los perjudicados manifestaban que tras comprar billetes de avión en una agencia de viajes, no habían podido tomar el vuelo ya que las compañías aéreas les informaban de la inexistencia de su reserva.

Una vez analizados los datos aportados por las víctimas, se pudo determinar que los presuntos autores de todos los hechos denunciados eran los mismos, por lo que se desarrolló un dispositivo para lograr su localización y detención, que finalmente se produjo a finales de la semana pasada.

CON LAS MALETAS HECHOS Y SIN VUELO

La agencia de viaje de la que eran responsables los arrestados abrió sus puertas en el 2010 y hasta fechas recientes funcionaban con total normalidad, por lo que se habían ganado la confianza de sus clientes a los que les ofrecían en la mayoría de los casos facilidades de pago en la compra de sus billetes.

Hacían las reservas de los vuelos cobrando generalmente en efectivo y les entregaban a sus víctimas un justificante o itinerario de su vuelo indicándoles que con la presentación de ese documento en el aeropuerto ya podían volar a sus destinos. Recientemente la agencia dejó de pagar las reservas de los vuelos quedándose así con el dinero.

La mayoría de las víctimas se percataban del engaño en el aeropuerto cuando las compañías aéreas les informaban de que efectivamente se había hecho un reserva a su nombre pero que esta había sido cancelada. En otros casos se enteraron días antes del viaje, cuando acudían a pagar la totalidad del pasaje a la agencia y se encontraban que ésta estaba cerrada y con un cartel en la puerta que ponía cerrado por vacaciones.

Hasta el momento se han esclarecido un total de 84 hechos delictivos, no descartándose el aumento de los mismos, ascendiendo la cantidad total estafada a más de 140.000 euros.