Detenidos "in fraganti" dos "arponeros" por instalar cepos en cajeros

(Alvaro Santos)

madrid

| 06.08.2013 - Actualizado: 11:41 h
REDACCIÓN
Más sobre: cajerosSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Agentes de la Policía Nacional han detenido a dos individuos especializados en la instalación de cepos en cajeros automáticos y a quienes se les imputa 26 hechos delictivos cometidos en Madrid, Valladolid y Sevilla, ha informado la Jefatura Superior de Policía en un comunicado.

Los arrestados fueron sorprendidos "in fraganti" cuando instalaban una pletina que consigue atrapar los billetes de los reintegros efectuados por los ciudadanos.

El arresto se produjo el pasado día 30. Sobre las 21:30 horas, un radio-patrullas de seguridad ciudadana observaba a dos individuos que manipulaban un cajero automático. Al observar la presencia policial, ambos intentaron abandonar el lugar de forma precipitada a la vez que arrojaban al suelo un objeto metálico y una tarjeta bancaria de color amarillo.

Una vez interceptados, los agentes comprobaron que los dos individuos portaban una mochila con varios alicates, destornilladores y pegamento y, tras recoger lo arrojado, constataron que el objeto metálico era una pletina de las que se utilizan para manipular los cajeros. Por todo ello, y tras comprobar que la tarjeta bancaria no correspondía a ninguno de ellos, procedieron a su detención.

PLETINA, CEPO, ARPON O TENEDOR

Posteriormente, y tras varias gestiones, los investigadores comprobaron que los detenidos son expertos "arponeros" que siempre utilizan el mismo "modus operandi".

Tras instalar una pletina, cepo, arpón o tenedor en la boca expendedora del dinero, esperan en las inmediaciones a que cualquier persona realice una operación en el cajero.

El ciudadano, al observar que no se puede realizar el reintegro, abandona el lugar pensando en un fallo técnico y, en ese momento, los arrestados sólo tienen que retirar el dispositivo con los billetes atrapados. Para evitar que las víctimas accedieran a las sucursales para reclamar el dinero, los detenidos manipulaban los cajeros en horario de cierre al público.

Para poder instalar el dispositivo, los detenidos realizaban una extracción de efectivo con el fin de poder introducir el cepo cuando se abre la boca expendedora. Para ello, utilizan la tarjeta bancaria de terceras personas que colaboran con el entramado delictivo.

Los dos arrestados son auténticos expertos en esta modalidad delictiva y y han sido detenidos en anteriores ocasiones por hechos similares. Hasta el momento, se ha podido demostrar su participación en 26 hechos delictivos cometidos en Madrid, Valladolid y Sevilla. Ya han sido puestos a disposición de la autoridad judicial.

La investigación ha sido llevada a cabo por agentes de la comisaría de Fuencarral-El Pardo pertenecientes a la Jefatura Superior de Policía de Madrid.