Detenidos dos ladrones a los que se les imputan más de 15 robos en establecimientos madrileños

Utlizaban el método del "alunizaje" con vehículos de gran cilindrada

madrid

| 23.11.2011 - 15:21 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?

Agentes de la Policía Nacional han detenido a los dos autores de los últimos robos cometidos durante la noche en diversos establecimientos de la Comunidad de Madrid, principalmente perfumerías y tiendas de telefonía. Hasta el momento se les imputan siete robos en tiendas de telefonía y perfumería, seis sustracciones de automóviles y dos atracos a entidades bancarias, el más reciente cometido el pasado jueves en una sucursal de Rivas-Vaciamadrid donde se apoderaron de 52.000 euros, según ha informado la Jefatura Superior de Policía de Madrid. También se les imputan varios atracos a entidades bancarias de la región en los que habrían obtenido un botín superior a los 160.000 euros.

Los arrestados utilizaban para cometer sus delitos vehículos de gran cilindrada previamente sustraídos y que generalmente sólo usaban para la comisión de los asaltos.

La investigación policial se centró en los puntos comunes de los últimos robos ejecutados en la región: como un el 'modus operandi' y la idéntica información aportada por numerosos testigos, tanto de los presuntos autores, como de los vehículos que utilizados por éstos.

IDENTIFICADO EN UNO DE LOS ASALTOS

Los agentes identificaron a uno de los sospechosos durante el asalto a una perfumería de la calle Diego de León que tuvo lugar el pasado 26 de octubre. Diversas gestiones encaminaron la investigación y se pudo determinar la identidad de uno de los delincuentes: A.G.B.G., un madrileño de 28 años. Este hecho aceleró la investigación y permitió constatar que para este último hecho delictivo el sospechoso había utilizado un vehículo sustraído, lo que llevó a los agentes a centrar sus investigaciones en hechos similares que habían sido perpetrados también con coches robados.

Las declaraciones de testigos y víctimas de varios robos con violencia aportaron datos sobre vehículos en los que los autores huían después de haber cometido los hechos delictivos. De esta forma, la Policía pudo constatar que A.G.B.G. utilizaba muchos de esos coches pocos días antes o después de haber cometido los asaltos que denunciaban las víctimas, evitando así su identificación.

La detención del sospechoso y su cómplice se produjo tras producirse un atraco en una entidad bancaria de la localidad madrileña de Rivas-Vaciamadrid el pasado jueves 17 de noviembre. Allí, sobre las 8 horas, un individuo entraba armado con una pistola y amenazando a la empleada, para huir posteriormente con un botín superior a los 52.000 euros en un vehículo rojo.

EL VEHICULO EN SU DOMICILIO

Esa misma tarde los agentes localizaban un vehículo similar en modelo y color al que se había sido utilizado para cometer el atraco aparcado en la plaza de garaje del domicilio del individuo identificado, en la localidad madrileña de Parla. Además, el sospechoso compartía vivienda con su supuesto cómplice, P.B.G., de 41 años y también nacido en Madrid.

Este "descuido" de seguridad de los presuntos delincuentes provocó que, además de las inspecciones oculares, estos dos individuos se presentaran como los posibles autores de los últimos hechos, según ha señalado la Policía.

De esta forma, los agentes procedieron de forma inmediata a su detención y al registro de su vivienda. Allí, los investigadores encontraron numerosas herramientas que probaban su presunta especialización delictiva, como inhibidores de frecuencia, extractores de cerraduras, picos, llaves falsas y centralitas electrónicas modificadas para el robo de vehículos.

Además, en su vivienda se encontraron bridas de plástico que la Policía ha considerado que los presuntos delincuentes utilizaban para atar de pies y manos en el atraco de la oficina en Rivas, una pistola semiautomática de 9 milímetros con el número de serie manipulado, así como más de treinta cartuchos de esa munición "en perfecto estado", varios cuchillos y hachas, un pasamontañas y 24.481 euros en metálico.

En total se ha imputado a los detenidos dos atracos a sucursales bancarias en el municipio de Rivas Vaciamadrid y Madrid capital, y siete robos con fuerza en tiendas de telefonía móvil y perfumería. La investigación y las detenciones han sido llevadas a cabo por los Grupos XXI y XII de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Madrid, con la colaboración de la Brigada Provincial de Policía Científica.