Detenidos dos hombres por secuestrar y amenazar a otro en Vallecas

madrid

| 02.01.2015 - Actualizado: 15:27 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Policía Nacional ha detenido a dos individuos por retener, agredir y amenazar a otro, a quien exigieron dinero amenazándole con una pistola en la cabeza después de drogarle, en un domicilio del madrileño barrio de Vallecas.

La víctima consiguió escaparse de sus captores y, sobre las 15.30 horas del pasado 25 de diciembre, detuvo en plena calle un coche patrulla de la Policía que circulaba por el distrito de Puente de Vallecas haciendo señas con fuertes aspavientos

Según ha informado hoy la Policía en un comunicado, el hombre manifestó a los agentes que se acababa de escapar de un domicilio en el que se encontraba retenido por tres individuos. El agredido tuvo que ser trasladado a un centro médico para ser asistido de las heridas y las contusiones que presentaba en la cara y en el cuello.

La víctima contó a los agentes que le habían retenido contra su voluntad dos hermanos y un primo de éstos, primero en una peluquería que al parecer regentaban y después en el domicilio de los presuntos autores. Los agresores le ataron, golpearon e incluso le amenazaron con un arma de fuego para averiguar dónde tenía el dinero y, después, le dieron una pastilla con la que se quedó profundamente dormido.

Al día siguiente se repitieron las agresiones pero el hombre logró zafarse de sus captores y escapó a la vía pública donde observó la presencia de un vehículo policial al que solicitó auxilio. Gracias a las descripciones aportadas por el perjudicado los policías establecieron un dispositivo que culminó con la detención de ambos hermanos el pasado día 26 de diciembre.

Durante el registro del domicilio de los arrestados se localizó una pistola con cuatro cartuchos en el cargador y otro en la recámara, siete cartuchos más, una katana, diverso material informático, cinco teléfonos móviles y diversa documentación para ser analizada.

Uno de los detenidos quiso lanzarse por la ventana de una habitación rompiendo los cristales con la cabeza pero fue atrapado a tiempo. Tras ser puestos a disposición judicial, se decretó el ingreso en prisión de los dos detenidos, mientras que continúa la localización del tercer implicado en los hechos.