Detenidos dos atracadores que disimulaban su rostro con látex líquido

madrid

| 06.05.2011 - Actualizado: 15:09 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Policía Nacional ha detenido a dos atracadores de bancos, a los se imputan dos robos en los que se llevaron 60.000 euros, que disimulaban los rasgos de su rostro con látex líquido.

Según ha informado la Jefatura Superior de Policía, la investigación comenzó el pasado mes de febrero a raíz de un atraco perpetrado en un banco de Pozuelo de Alarcón, en el que dos individuos intimidaron a los empleados y clientes y se llevaron 3.346 euros.

Un mes y medio después, el pasado 8 de abril, dos hombres entraron en una sucursal del distrito de Carabanchel de Madrid y, tras intimidar a los trabajadores con un arma de fuego, sustrajeron más de 56.600 euros.

El Grupo XII de Atracos de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Madrid investigó estos hechos y comprobó que los autores de los robos iban ataviados de la misma forma, con pelucas, bigotes y gafas y vestidos con americana y gabardina, y empleaban tiritas o esparadrapo en los dedos de las manos para no dejar huellas.

Los trabajadores y clientes de las entidades bancarias explicaron a los agentes que parecía que los ladrones iban "maquillados", lo que permitió centrar la investigación en Manuel L.G., de 50 años, quien había utilizado este modus operandi en atracos anteriores.

A través de él localizaron a su presunto compinche, Carlos B.R., de 44 años, y ambos fueron detenidos.

En el registro de sus domicilios la Policía halló una pistola, abundante munición, pelucas, bigotes y ropa similar a la utilizada en los atracos, así como las tiritas y el látex líquido con el que presuntamente se disfrazaban.

Hasta el momento se les atribuye la comisión de dos atracos consumados a entidades bancarias así como uno intentado a mediados de febrero, si bien los investigadores continúan las pesquisas por si pudieran estar implicados en más hechos similares.