Detenidos cuatro miembros del grupo del llamado 'Fernando Alonso' de los aluniceros

Los arrestados cuentan con numerosos antecedentes por hechos similares

madrid

| 22.03.2013 - 11:28 h
REDACCIÓN

Enlaces Relacionados:

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Agentes de la Policía Nacional han detenido a cuatro "aluniceros" que integraban el grupo del conocido como 'Fernando Alonso' de los aluniceros, que asaltaron ocho tiendas de telefonía móvil en menos de una semana y a los que se les acusa del robo de 14 vehículos, diez de los cuales ya han sido recuperados. Según ha informado la Jefatura Superior de Policía en un comunicado, los detenidos operaban en los municipios madrileños de Alcobendas y Coslada y solían recurrir a la técnica del "mazazo" si algún obstáculo les impedía empotrar su vehículo contra el escaparate.

A los detenidos, tres de nacionalidad española y uno de origen rumano, se les acusa de delitos de robo con fuerza y robo de uso de vehículo. Además, a estas cuatro personas, que cuentan con numerosos antecedentes por hechos similares, se les acusa de ser integrantes de una organización criminal.

Por otro lado, fuentes policiales han indicado que este grupo está compuesto por cinco miembros y que el cabecilla de la banda, al que se denomina como el 'Fernando Alonso' de los aluniceros, por su pericia en la conducción, no ha sido detenido de momento y se ha dado a la fuga. Según han indicado la Jefatura, la investigación comenzó a finales del mes de febrero cuando los agentes detectaron una serie de robos en tiendas de telefonía móvil mediante los procedimientos del "alunizaje" o el "mazazo".

Los presuntos delincuentes empleaban siempre el mismo 'modus operandi'. Fracturaban los escaparates de estos establecimientos para acceder a la mercancía y utilizaban vehículos, que habían sido sustraídos previamente, para empotrarlos en la que sería la vía de acceso al local.

Cuando había obstáculos que no permitían empotrar los vehículos en los escaparates, el grupo utilizaba mazas para fracturarlos, a modo de ariete. Una vez se hacían con el botín, abandonaban el coche con el que alucinaban contra el local y utilizaban para huir otro de gran cilindrada.

UTILIZABAN SIEMPRE EL MISMO VEHICULO PARA HUIR

El denominador común entre todos los asaltos consistía en que el vehículo que utilizaban para su huida era siempre el mismo, lo que dio lugar a las primeras pesquisas. Así, los investigadores policiales identificaron, localizaron y detuvieron a los presuntos integrantes del grupo criminal, comprobando que además les constaban numerosos antecedentes a todos ellos por hechos similares a los descritos.

A este grupo también se le atribuye el robo en un concesionario madrileño de diez vehículos que utilizaban para sus desplazamientos personales, distintos de los coches que empleaban para los alunizajes. De los 14 vehículos que en total habían sido sustraídos, los agentes han recuperado el que utilizaban para su huída y siete de los diez que presuntamente habían robado en un concesionario.

La operación ha sido realizada por agentes de la Brigada Provincial de Policía Judicial, pertenecientes a la Jefatura Superior de Policía de Madrid.