Detenidos cinco atracadores de supermercados y locales de apuestas

madrid

| 17.01.2014 - 08:32 h
REDACCIÓN

Enlaces Relacionados:

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Policía Nacional ha detenido a cinco individuos en la desarticulación de un grupo de atracadores de supermercados y locales de apuestas deportivas, a los que se les imputa un total de 24 asaltos en un período de seis meses, según ha informado en rueda de prensa este viernes el jefe superior de Policía de Madrid, Alfonso Fernández Díez.

Fernández Díez ha señalado los cinco individuos detenidos, de origen chino, argelino, magrebí y español, "constituían un grupo organizado y consolidado y que ya habían actuado en Madrid en 2005", por lo que "han contado con la experiencia previa de la actuación" en ese año.

También ha explicado que los arrestados analizaban con anterioridad las medidas de seguridad de los establecimientos y utilizaban vehículos de gran cilindrada, previamente sustraídos, para su aproximación al lugar y posterior huida. Tras el asalto los abandonaban y prendían fuego para no dejar pruebas que permitiesen su identificación.

Empleaban armas de fuego y blancas para intimidar a las víctimas, a las que no dudaban en agredir si era necesario, para conseguir el botín. Se han recuperado tres armas de fuego simuladas, machetes, hachas y cuchillos, además de dinero en efectivo, diversos terminales de telefonía, tablets y las prendas de vestir utilizadas en los robos.

La investigación se inició el pasado mes de junio, por varios atracos en establecimientos de alimentación y locales de juego y telefonía móvil. Posteriores pesquisas revelaron que los robos eran perpetrados por un grupo formado por al menos tres individuos que cubrían sus rostros con capuchas y pasamontañas.

Accedían a los establecimientos en la hora del cierre portando consigo armas de fuego y blancas con las que amenazaban a los empleados, clientes y agentes de seguridad privada que pudiera haber en el lugar. Mientras, otra persona les esperaba en el exterior al volante de un vehículo de gran cilindrada previamente sustraído, para así asegurarse la huida con mayor facilidad.

El jefe de la Sección 4¬ de la Brigada Provincial de Policía Judicial, Dionisio Martín, ha indicado que creen que los detenidos "se marcaban unos topes de salida, y si los cumplían esa noche, a lo mejor no pegaban más", ha señalado. En este sentido, ha dicho que el pasado 30 de noviembre cometieron cuatro acciones delictivas, por lo que cree que "esa noche necesitaron cuatro para llegar al tope que se habían marcado".

Además, ha añadido que sus acciones eran "bastante violentas" y que "utilizaban a gente de su entorno, de confianza", uno de ellos, ha señalado, "utilizaba a su mujer para establecer las citas con el resto de sus compañeros".

Asimismo, Martín ha señalado que existía "una jerarquía entre ellos", uno era "el que mandaba y disponía, y era el que se dirigía al encargado o responsable de la tienda para acercarse a la caja de seguridad, otro de ellos le secundaba en la acción, otro estaba al volante y otro se mantenía expectante ante cualquier persona que se dispersara del grupo que trataban de maniatar para cometer la actividad delictiva", ha señalado.

En concreto, ha informado de que "se les detuvo el día 9 de enero, en una acción conjunta de dos grupos de esta brigada, que coordinaron las investigaciones que habían confluido", y ese día, "ayudados por los compañeros de Seguridad Ciudadana se procedió a realizar cuatro registros, dos en Madrid, uno en San Sebastián de los Reyes y otro en San Fernando de Henares".

Martín ha señalado que podían hacerse "con 4.000 ó 5.000 euros cada vez que salían", y que hay establecimientos "que han sido atracados de forma reiterada". Además, ha indicado que en alguna ocasión "han tenido que dejar el seguimiento porque podían pensar que estaban siendo observados".

PERSEGUIDOS DESDE 2005

En línea con lo mencionado por Fernández Díez, el jefe de la Sección 4ª de la Brigada Provincial de Policía Judicial ha señalado que "tenían experiencia contra ellos" gracias a hechos anteriores, ya que "en el año 2005 estos sujetos se dedicaban al tema de hoteles".

En aquella época, ha explicado, "nos robaban los hoteles con bastante frecuencia", y en uno de esos robos, "uno de los implicados y detenidos en este momento, recibió un tiro y consecuencia de aquello ha sido el inicio de nuestra investigación", ha puntualizado.

Martín ha explicado que "aparte de analizar los reportajes de los distintos establecimientos donde atracaban, la complexión de este sujeto ya era conocida por los funcionarios de la brigada, y cuando empezaron a clarificar la personalidad de este sujeto, vieron que las ropas coincidían, y los controles y vigilancias que le hicieron a él les llevó al resto del grupo".

En concreto, ha señalado que "este sujeto cayó en 2005 y en el 2012", ya que "un grupo de la brigada lo detuvo también con 16 robos por violencia e intimidación". Asimismo, "le detuvo también en Chiclana de la Frontera la Guardia Civil".

Martín ha explicado que actuaban por toda la Comunidad de Madrid, desde Alcalá de Henares, Leganés, Chamartín, Chamberí, Alcobendas, San Sebastián de los Reyes hasta San Fernando de Henares, entre otras localidades.

270.000 EUROS EN EL SECUESTRO DE UNA FURGONETA

Aunque su especialidad delictiva eran los robos en este tipo de establecimientos, en una ocasión interceptaron una furgoneta de reparto que transportaba material de telefonía móvil, llevándose consigo a su conductor.

Tras sustraer la mercancía y asegurar su acción, liberaron al trabajador, el cual había sido intimidado continuamente. En esta ocasión lograron apoderarse de más de 200.000 euros en efectivo y otros 70.000 euros en teléfonos móviles.

En total se les imputa 24 robos con armas de fuego y otros 11 hechos delictivos en los últimos seis meses, entre los que se encuentran las sustracciones de los vehículos para cometer los ilícitos y la detención ilegal del transportista.

Durante los cuatro registros realizados, dos en Madrid, uno en San Sebastián de los Reyes y otro en San Fernando de Henares, se han recuperado las armas que utilizaban en los asaltos, dinero en efectivo, diversos terminales de telefonía, tablets y las prendas de vestir utilizadas en los robos.

Los detenidos han sido puestos a disposición judicial decretando el ingreso en prisión provisional de tres de ellos. Entre todos suman más de 65 antecedentes policiales por hechos de la misma naturaleza y uno de ellos tenía en vigor tres órdenes de ingreso en prisión decretadas por diferentes juzgados.

La investigación ha sido llevada a cabo por agentes de la Brigada Provincial de Policía Judicial, perteneciente a la Jefatura Superior de Policía de Madrid.