Detenido un profesor de autoescuela que daba falsos permisos de conducción

madrid

| 05.07.2013 - 10:09 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Agentes de la Guardia Civil de Tráfico, pertenecientes al GIAT, han detenido a una persona que dirigía una red de estafa, relacionada con una autoescuela, para la obtención de falsos permisos de conducción y que se hacía pasar por comandante de la Guardia Civil, según ha informado la Comandancia de Madrid del Instituto Armado.

La investigación se inició el pasado mes de marzo, cuando una pareja de agentes de la Agrupación de Tráfico, en un punto de verificación de documentación, detectó un permiso de conducir que estaba falseado.

Inmediatamente se abrió una investigación para el total esclarecimiento de los hechos y descubrieron que el permiso de conducir había sido manipulado por un trabajador de una autoescuela ubicada en la localidad madrileña de Paracuellos del Jarama.

El detenido había establecido una red de intermediarios, que a su vez buscaban otros captadores, que se dedicaban a la búsqueda de alumnos para la autoescuela, alegando que disponía de personas dentro del centro de exámenes de la Jefatura Provincial de Tráfico que podrían facilitar a los examinados la superación de la prueba para obtener el permiso de conducción.

Para dar mayor credibilidad, se hacía pasar por comandante de la Guardia Civil, llegando, en varias ocasiones, a acudir a las citas con alumnos e intermediarios vestido de uniforme, portando una placa falsificada y una pistola simulada.

A cambio de una cantidad económica que oscilaba entre los 800 y los 3.000 euros, los alumnos obtenían autorizaciones de conducción temporales falsificadas sin ni siquiera presentarse a examen, no llegando a obtener en ningún caso el permiso de conducción ni la devolución del importe pagado.

Tras las investigaciones realizadas, no se ha podido determinar que hubiera implicado personal de la Jefatura Provincial de Tráfico de Madrid.

Como resultado de las mismas, se ha imputado a otras cuatro personas más (director, titular, y dos intermediarios) y se han intervenido un total de once autorizaciones temporales para conducir supuestamente falsificadas, así como un uniforme completo, una cartera y una placa identificativa de la Guardia Civil.