Detenido un presunto agresor sexual en Tres Cantos

Se valía de su fuerte corpulencia para asaltar a las víctimas por sorpresa

Vehículo de la Guardia Civil (conner395 (flickr))

madrid

| 22.06.2012 - 11:22 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

La Guardia Civil ha detenido en Tres Cantos a un presunto agresor sexual, un hombre español de 34 años que llevaba una doble vida, casado, con domicilio en un pueblo de Toledo y trabajo estable, en el marco de la Operación Violín. Para todas sus presuntas agresiones, vestía el mismo chándal, detalle que fue fundamental para identificarle en la investigación.

El hombre se valía de su fuerte corpulencia para asaltar por sorpresa a las víctimas, a las que llegaba a provocar lesiones utilizando la fuerza. Según ha informado hoy la Guardia Civil, el presunto agresor actuaba en el Parque de los Alcornoques, ubicado en Tres Cantos.

Agentes destinados en el Puesto Principal de dicha localidad madrileña han logrado detenerle tras una investigación que comenzó el pasado febrero, cuando se recibió en ese cuartel una denuncia de una ciudadana que manifestaba haber sufrido una agresión sexual mientras se encontraba en el parque. La mujer fue arrastrada con fuerza por el cuello hacia una zona arbolada, donde, tras oponer una fuerte resistencia y ante la presencia de otras personas en las proximidades del lugar, logró que el autor de los hechos cesara en sus pretensiones.

SEGUNDO CASO

A finales de abril se produjo un segundo caso de características similares, en el que la víctima fue abordada en el mismo parque cuando paseaba a su perro y también consiguió zafarse. Ante la alarma social producida en la zona, los agentes iniciaron las investigaciones para identificar al autor, partiendo de la hipótesis de que este tipo de delincuentes sexuales suelen repetir pautas de actuación similares en cuanto a su "modus operandi" o zona de acción.

Por ello, difundieron una nota informativa alertando de la zona de actuación, "modus operandi" y descripción física del hombre, y establecieron vigilancias operativas en el parque. Tras numerosas gestiones, a principios de mayo localizaron en las inmediaciones del parque a un individuo con características parecidas a las del agresor, vagando por el parque, sin una actividad que justificara su presencia allí y vistiendo un chándal con los colores de las descripciones aportadas por las víctimas.

La investigación entonces se centró en él y los agentes llegaron a presenciar cómo en otro parque de la localidad de Alcobendas realizaba actos de exhibicionismo ante dos mujeres. Una vez que la Guardia Civil contó con su identidad completa, mostró fotografías a las víctimas de Tres Cantos, que le reconocieron sin dudar.

La detención se produjo en su domicilio, en un pueblo de Toledo, donde los agentes encontraron las prendas de vestir que el agresor utilizaba en sus asaltos. Éste reconoció los hechos en su declaración judicial, ante la aportación de pruebas por parte de los investigadores.

TERCERA VÍCTIMA

Una tercera víctima, que ha sido acreditada policialmente tras la propia inculpación del detenido, es una mujer que consiguió huir tras propinarle un mordisco en el antebrazo. El detenido es A.G.S., español de 34 años de edad, al que se le imputan tres delitos de agresión sexual, un delito de detención ilegal y una falta contra las personas.

Según la Guardia Civil, con su detención y posterior ingreso en prisión sin fianza, se ha logrado paliar la gran alarma social creada en la localidad y el pánico sembrado entre los usuarios del citado parque