Detenido un menor de 17 años como presunto autor de la muerte de su bebé

Vecinos aseguran que la noche del suceso escucharon "gritos" de la madre

madrid

| 10.08.2011 - 12:14 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

La niña de cinco meses que falleció el lunes en Parla se encontraba a solas con su padre de 17 años cuando murió y éste, al percatarse de lo sucedido, huyó precipitadamente de la casa, dejando abandonado al bebé, han informado a Europa Press fuentes de la investigación.

Los hechos tuvieron lugar la noche del lunes. La pequeña permanecía con su progenitor, de 17 años, en la casa en la vivían junto a la madre en la calle Jaime I El Conquistador de Parla. Por causas que aún se desconocen, la niña recibió un fuerte golpe en la cabeza.

El padre, al percatarse de la situación de su hija, huyó corriendo de la casa y la abandonó a su suerte. No obstante, envió un mensaje a la madre, de 21 años, que llegó rápidamente al domicilio. Entonces, avisó a la Policía comunicando que la niña estaba muy mal porque le había mordido un perro.

Entonces, la madre la llevó al centro de salud. La niña estaba azulada y apenas tenía respiración. Los médicos sólo pudieron confirmar su fallecimiento. Al lugar llegaron a continuación varias unidades de la Policía Nacional y Local, que observaron que la niña no había muerte de un ataque animal.

La progenitora, ecuatoriana al igual que su pareja, comentó a los agentes que su hija estaba con su padre en el momento de su muerte y que éste salió corriendo de la casa. Ante esta confesión, la Policía logró localizar al padre y detenerlo.

El propio centro de salud parleño practicó al cadáver una primera inspección, en la que no se hallaron signos de violencia, por lo que los agentes pusieron en libertad al detenido. No obstante, la autopsia realizada en el Instituto Anatómico Forense determinó anoche que el fallecimiento de la niña no fue natural y se debió a un fuerte traumatismo craneal.

Ante estos resultados, el padre del bebé fue arrestado de nuevo y declaró en la comisaría de Policía. Ha sido puesto ya a disposición de la Fiscalía de Menores, acusado de un delito de homicidio.

Por otra parte, una vecina del barrio, Agustina Martín, ha explicado a los medios que la noche en que ocurrieron los hechos acudió al portal donde se encontraba la mujer con la niña "en el suelo", alertada por los gritos de la madre. Agustina ha asegurado que la madre, de 21 años, gritaba "la han matado" y que, según le han comunicado los vecinos, el padre "salió corriendo". "Estaba toda amoratada y con los brazos colgando", ha explicado Agustina en alusión al estado del bebé.

Otros vecinos del tercer piso del mismo portal de la familia, han explicado que ellos vieron como llevaron al bebé "al ambulatorio" la madre y su hermana, tras pedir "auxilio" por la situación en la que se encontraba el bebé. La bebé estaba ya "en muy mal estado", han sentenciado.

Un vecino del portal aledaño, Víctor, ha declarado como, alertado por los gritos, bajó y vio a la madre gritando "la ha matado su padre". Víctor ha asegurado que cogió a la niña para ver "si tenía pulso" y acompañó a la madre del bebé a "urgencias".