Detenido un individuo que narcotizaba a hombres para abusar de ellos y robarles

El arrestado captaba a sus víctimas en bares de copas de Madrid

madrid

| 07.05.2013 - 15:02 h
REDACCIÓN

Enlaces Relacionados:

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Policía Nacional ha detenido a un hombre acusado de narcotizar a otros para abusar sexualmente de ellos, a quien los agentes localizaron en el domicilio de una víctima con un cuchillo con el que trató de agredirles.

Según ha informado la Jefatura Superior de Policía de Madrid, el arrestado es Boutakmante E.G., marroquí de 36 años que cuenta con seis antecedentes policiales con tres nombres diferentes, la mayoría de ellos por tráfico de drogas aunque también tiene por robo con violencia e intimidación.

La Policía ha constatado que abusó sexualmente de dos hombres, aunque se cree que puede haber más víctimas que no hayan denunciado este delito por vergüenza o porque al estar narcotizados no recuerdan bien lo que ocurrió.También se le imputan ocho robos con violencia en los últimos meses.

Las investigación comenzó cuando los agentes recibieron diferentes denuncias en las que se relataba que un individuo había robado a varios hombres y había abusado sexualmente de ellos utilizando narcóticos.

UN NARCÓTICO EN LA BEBIDA

Los conocía en locales del centro de Madrid, especialmente de la zona de Chueca, y los convencía para que le invitasen a sus casas, donde supuestamente les echaba un narcótico en la bebida para abusar de ellos y robarles. Los agentes pusieron en marcha un dispositivo para localizar al presunto autor de estos hechos.

El pasado día 3 una mujer llamó a la Policía, preocupada porque su hermano no respondía a sus llamadas ni le abría la puerta de su domicilio. Los policías entraron en el piso de este hombre y le encontraron semidesnudo y tendido en la cama.

Escondido en el armario de la habitación y armado con un cuchillo hallaron al presunto agresor, que trató de agredir a los agentes.Una vez reducido, los policías encontraron debajo del fregadero de la víctima dos mochilas que contenían 1.500 euros en efectivo y objetos presumiblemente robados, como relojes de alta gama, teléfonos móviles y numerosas de joyas.

La víctima fue trasladada a un hospital porque tenía síntomas de haber sido narcotizada y de haber sufrido abusos sexuales. En el mismo hospital, los policías encontraron a un segundo hombre que había ingresado con los mismos síntomas y que identificó al agresor y reconoció sus efectos personales localizados en la mochila.

La investigación continúa abierta, según ha precisado la Jefatura Superior de Policía.