Detenido un clan rumano que robaba a turistas cerca del Bernabéu con una falsa ONG

A los detenidos, ochos mujeres y un varón, se les imputa un delito de pertenencia a organización criminal

madrid

| 03.06.2015 - 11:12 h
REDACCIÓN
Más sobre: SucesosSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?

La Policía ha desarticulado un clan experto en robar desde hace más de un año a turistas que acudían al Santiago Bernabéu, en una operación en la que han sido detenidos nueve ciudadanos rumanos que se hacían pasar por ONG y que no podrán acercarse al estadio de fútbol a menos de 500 metros.

Los detenidos, ochos mujeres y un varón, empleaban el ardid de recoger firmas en apoyo de una ONG para abordar a las víctimas y sustraerles sus pertenencias, informa la Jefatura Superior de Policía de Madrid. En la mayoría de las ocasiones la sustracción se producía al descuido mientras los turistas se encontraban en las cercanías del estadio del Real Madrid, cuyo museo es el cuarto más visitado de la Comunidad de Madrid.

DELITO DE PERTENENCIA A ORGANZACIÓN CRIMINAL

Hasta la fecha se les imputa un delito de pertenencia a organización criminal, un delito de falsedad documental, ocho delitos de hurto y seis faltas contra el patrimonio. Los agentes han llegado a analizar más de 400 denuncias donde el "modus operandi" coincide con el ejecutado por los arrestados.

Según las investigaciones, el grupo que constituían los detenidos -en ocasiones contaban con menores- llevaba actuando unos 15 meses en esta zona. Mientras unos se aproximaban a la víctima, otros ejercían labores de distracción y encubrimiento de los efectos.

Siempre funcionaban entregando las pertenencias a un consorte, que desaparecía inmediatamente del lugar para favorecer la ocultación de los objetos, huyendo rápidamente en transporte público, generalmente en metro.

El hecho de que las víctimas fuesen turistas extranjeros que abandonaban el país en pocos días, dificultaba a los agentes la labor de identificación de los autores y su reconocimiento por parte de las víctimas, además de situar a éstas en una situación de indefensión al sustraerles su documentación personal y tener que ser asistidos por su consulado.

Agentes de la Comisaría de distrito de Chamartín, pertenecientes a la Jefatura Superior de Policía de Madrid, han desarrollado la operación, que continúa abierta y en la que no se descartan nuevas detenciones.