Detenido por obligar a una mujer a prostituirse y dar a su bebé en adopción

madrid

| 22.05.2015 - 11:12 h
REDACCIÓN

Enlaces Relacionados:

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Policía Nacional ha detenido en Madrid a un hombre por obligar a una mujer a prostituirse y forzarla a dar a su bebé en adopción tras captarla en Rumanía con la falsa promesa de una oferta de trabajo, informa este Cuerpo.

El arrestado, al que se le atribuye un delito de trata de seres humanos con fines de explotación sexual, imponía a la víctima trabajar doce horas en el polígono de la colonia Marconi del distrito madrileño de Villaverde sin ingerir alimentos y le impedía abandonar la vivienda salvo para ejercer la prostitución.

Cuando la mujer se quedó embarazada la obligó a continuar prestando servicios sexuales y durante su cautiverio la golpeaba para mantenerla bajo un estado de terror. Para aumentar el control férreo sobre la víctima y evitar que se fugase, el detenido le retiró su documentación y le entregó una carta de identidad falsa.

Las investigaciones se iniciaron a partir de la denuncia realizada por la mujer, que manifestó a los agentes que fue engañada en su localidad natal en Rumanía por un hombre que la invitó a viajar a España con la promesa de un puesto de trabajo de hostelería.

Una vez en España comenzó a recibir palizas, siendo golpeada por el detenido con los puños y hebillas de cinturón para obligarla a ejercer la prostitución.

También contó a los agentes que una mujer que actuaba como cómplice del proxeneta captando a clientes en el polígono y controlándola también la agredía cuando consideraba que no trabajaba lo suficiente.

Asimismo denunció que había sido obligada a seguir ejerciendo la prostitución durante su embarazo y a dar posteriormente en adopción al bebé. Después fue trasladada a la fuerza a Portugal, donde continuó siendo explotada sexualmente durante seis meses, pero logró finalmente escapar en un descuido, regresar a España y denunciar los hechos.