Detenido por estafar a un chino 35.000 euros con billetes tintados, en Fuenlabrada

madrid

| 04.08.2016 - 10:18 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Policía ha detenido en Fuenlabrada a un camerunés por estafar 35.000 euros a un chino con billetes tintados en la tienda del segundo en esta localidad madrileña, donde le convenció hablando en el idioma de la víctima de que tenía planchas y papeles de banco sustraídos listos para fabricar dinero.

El timo consiste en persuadir a la víctima para que invierta el dinero en comprar un tinte que se inyecta al papel moneda robado y que en contacto con billetes verdaderos genera uno falso indetectable. El detenido, de 37 años, acudió a la tienda de alimentación que regenta el ciudadano chino, de 43, para ofrecerle diversos negocios e inversiones en el continente africano y para ganarse su confianza no dudó en hablarle en su propio idioma.

Ante la reticencia inicial de la víctima manifestando que no tenía el dinero, el detenido le dijo que sabía cómo conseguirlo, informa la Policía Nacional. El arrestado le dijo que le daba las planchas necesarias y el papel sustraído del banco y que lo único que tenía que hacer era pagar el tinte que se necesitaba para crear billetes falsos.

Para demostrarle que era verdad colocó un billete de 50 euros de curso legal encima de una cartulina de color oscuro con forma de papel moneda y sumergió ambos en el tinte momento en el que el trozo de papel oscuro comenzó a coger color y apariencia de un billete de dicha cantidad.

Atraído por la posibilidad de conseguir dinero de forma fácil la víctima entregó al detenido 20.000 euros que era lo que supuestamente costaban los líquidos necesarios. En ese momento el detenido introdujo todos los billetes entregados por la víctima en una especie de álbum repleto de recortes de cartulina negra y los entremezcló para posteriormente inyectarles el tinte.

Con la promesa de volver al día siguiente a ver cómo se había producido el cambio el detenido distrajo a la víctima pidiéndole un vaso de agua y logró dar el cambiazo del paquete que contiene el dinero llevándose los originales y dejándole un paquete repleto de fotocopias de billetes falsos.

Consciente de que podía haber sido víctima de un delito la víctima denunció los hechos a la Policía que inició una investigación que dio como resultado la detención del presunto autor de la estafa, que cuenta con antecedentes por hechos de la misma naturaleza.

En el registro en su domicilio se intervinieron numerosos cartuchos de tinta de impresión y de tintura de yodo, multitud de cartulinas de color blanco recortadas con la forma de un billete y veintinueve billetes falsos de 100 euros y otros sesenta simulados de 50.