Detenido por descuartizar a una persona y repartir los restos en maletas

madrid

| 25.11.2010 - Actualizado: 11:19 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Madrid a un fugitivo pakistaní al que buscaban las autoridades de Indonesia por el secuestro, asesinato y descuartizamiento de una persona el pasado mes de junio en la ciudad de Karawang con el objetivo de dispersar los restos en bolsas y maletas.

La relación de I. F. S., de 32 años, con España se remonta a años atrás, cuando residió junto a su mujer e hijos en Cantabria. De allí huyó en 2007 después de que se le vinculase con varias estafas y tras haberse presentado a los medios de comunicación como una supuesta víctima de discriminación en su país e incluso de una amputación por motivos religiosos.

En septiembre de 2010 regresó a nuestro país para instalarse en Córdoba, donde, tras una semana en pruebas en un restaurante, agredió al dueño y le robó 6.000 euros de la recaudación. En la actualidad se encontraba de nuevo en periodo de pruebas para trabajar en otro restaurante de Madrid.

Sobre esta persona pesaba una Orden Internacional de Detención para extradición cursada por las autoridades indonesias. Además, la Agregaduría del Ministerio del Interior de España en Yakarta remitió un escrito a la Comisaría General de Policía Judicial en el que informaba del posible paradero en nuestro país del fugitivo.

Las investigaciones confirmaron el extremo anterior y han permitido localizar a I.F.S. cuando se disponía a introducirse en una céntrica boca de Metro de la capital. En el momento de la detención portaba 1.250 euros y su documentación. Los agentes encargados del caso estiman que el fugitivo habría llegado hace unos 20 días a Madrid, donde compartía habitación con varias personas.

SECUESTRO, ASESINATO Y DESCUARTIZAMIENTO

El secuestro y asesinato se cometieron en junio de 2010 en Indonesia. Los autores contactaron con la víctima bajo el pretexto de la creación de una página web y aprovecharon el encuentro para secuestrarle y pedir un rescate por su liberación.

El delito terminó en asesinato a cuchilladas y posteriormente en descuartizamiento, guardando las diferentes partes del cuerpo en bolsas dentro de cámaras frigoríficas y en varias maletas, para posteriormente dispersarlas en diferentes lugares de la ciudad de Karawang.

La investigación ha sido desarrollada por agentes del grupo de secuestros y extorsiones de la Comisaría General de Policía Judicial, del grupo de crimen organizado y delincuencia internacional de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Córdoba, y de la comisaría de distrito oeste de Córdoba.