Prisión provisional sin fianza para el hombre que pretendía tirar a su bebé de 10 meses por la ventana

Trató incluso de asfixiar al bebé tras discutir con su pareja a la que también agredió

La Policía logró reducirle antes de que cumpliera su amenaza

madrid

| 07.06.2016 - 09:39 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 8 de Madrid ha decretado prisión provisional comunicada y sin fianza para el detenido de 41 años que pretendía asfixiar y tirar a su hijo, un bebé de 10 meses, por la ventana tras una discusión con su pareja, a la que también agredió.

Según han explicado fuentes judiciales, el detenido está acusado de delitos de tentativa de homicidio y por maltrato continuado en el ámbito familiar y la causa ha pasado a un juzgado de Violencia sobre la Mujer, al haberse generado todos los tipos penales a raíz de la pelea con su pareja.

Los hechos tuvieron lugar a las 3 horas de la madrugada del domingo cuando se recibió una llamada al 091 alertando de una fuerte discusión de pareja, tal y como adelanta este martes el diario ABC.

Agentes del Grupo de Atención Ciudadana se desplazaron al domicilio donde se escuchaban fuertes gritos y les abrió la puerta una mujer, pareja del arrestado, que estaba llorando y con la ropa ensangrentada que describe a los agentes que el detenido quería tirar por la ventana al bebé.

Ante ello, los policías se adentraron en el domicilio y comprobaron que el hombre tenía en el dormitorio a su hijo en brazos, cerca de una ventana abierta y con una actitud muy nerviosa. El detenido manifestó a los agentes su intención de arrojar a su hijo al vacío si se acercaban a él, escudándose en el bebé cada vez que los agentes hacían un intento por tratar de que desistiera de su actitud.

Además, en el domicilio estaba un menor de 12 años, también hijo de la pareja, que presenció los hechos y actuó de traductor entre los policías y el detenido, que se expresaba en árabe, y comunicaba a los agentes los planes de arrojar al bebé por la ventana si intentaban detenerle.

En un momento dado, el hombre empezó a sujetar fuertemente con el antebrazo al menor de 10 meses, que dejó de llorar inmediatamente y presentaba aspecto pálido. Fue entonces cuando los agentes actuaron temiendo por la vida del menor y aprovecharon un momento de falta de atención del detenido para reducirle.

Tras ello, el menor fue trasladado por el Samur al Hospital Ramón y Cajal y el hombre fue detenido por violencia de género y tentativa de homicidio.